jueves, 5 de marzo de 2015

P. ALFONSO TAPIA: HISTORIA DE LA PARROQUIA DE SAN RAMÓN

INTRODUCCIÓN

 

Amigo lector, lo que tienes en tus manos, no es propiamente una historia de la parroquia sino unos breves e incompletos retazos de casi cuatro siglos de entrega, sacrificio y, sobre todo mucho amor, dado y recibido: amor de Dios y amor de los hombres. A medida que íbamos recopilando datos, anécdotas, documentos, textos, … hemos comprobado cómo esto no es una obra humana. Habla de hombres y mujeres, pero no son los únicos protagonistas. Con la Sagrada Escritura podemos decir: "El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres". Queremos que estas páginas sean un canto de gratitud a Dios, de quien todo proviene. Además, honramos a todos los hombres y mujeres, religiosos y laicos, que hicieron posible lo que la parroquia hoy es.

Las fuentes consultadas han sido una pequeña obra del p. Isidro Salvador, ofm, "La Historia de las Misiones Franciscanas en el Oriente del Perú", reeditada por el P. Félix Sáiz y, sobre todo, los escritos, publicados o no, del recordado y querido P. Dionisio Ortíz; los Boletines del Vicariato "Paz y Bien", "Fraternidad Provincial" de la provincia misionera "San Francisco Solano". Para los últimos treinta años, la memoria de la gente. Hemos respetado el texto y el tono original de los escritos más antiguos, incluso algunas expresiones que ahora nos chocan un poco, excepto en los casos donde no se entendería bien. Todos tienen la referencia, de donde han sido tomados, en la nota a pie de página.

Gracias a todos por su apoyo. Ha sido un trabajo de muchos, por eso no lleva más autor que: Parroquia "San Ramón Nonato".

 

            San Ramón 8 de diciembre de 2014

Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, patrona del Vicariato Apostólico de San Ramón.

P. Luis Alfonso Tapia, Párroco


INDICE

INTRODUCCIÓN                                                                  

PRIMEROS MISIONEROS Y MARTIRES                               

Tiempos heroicos                                                          

Siglo XVIII                                                                      

Siglo XIX                                                                        

Primera capilla en San Ramón                                     

Vicariato Apostólico de San Ramón                             

I Guerra mundial                                                          

PARROQUIA DE "SAN RAMÓN NONATO"                        

Tricentenario de los protomártires                              

MONS. BUENAVENTURA LEÓN DE URIARTE, OFM (1940-1970)                                                                                    

Llegada de las madres franciscanas                            

La Virgen de Fátima nos visita                                     

Primera piedra de la catedral                                      

La Virgen de Chanchamayo                                          

Colegio "Sagrado Corazón de Jesús"                            

Bodas de Plata episcopales                                          

Vida parroquial                                                             

Fallece Mons. Uriarte                                                   

MONS. LUÍS BLAS MAESTU, OFM (1971-1983)                 

Asambleas y reuniones parroquiales                           

El Cardenal Juan Landázuri, ofm, visita San Ramón    

Centro de Calificación Profesional Extraordinaria                  

Fr. Antonio Zegarra, ofm                                                                 

Capillas de Ntra. Sra. de los dolores y de

San Martín de Porres                                                                        

Instituto de formación "Paz y Bien"                                            

Fr. Antonio Maestu, ofm                                                                 

Fr. Jenaro Daniel Elorza, ofm                                                          

Fallece Mons. Maestu                                                                      

R. P. DANIEL CÓRDOVA GUZMÁN (1983-1987)                

MONS. JULIO OJEDA PASCUAL (1987-2003)                     

Madre Victoria Aguirre                                                

Nueva Imagen de Parroquia                                         

Padre Dionisio Ortíz, ofm                                             

La subversión en San Ramón                                        

Radio San Francisco Solano                                          

Mons. Gerardo Zerdin, ofm, Obispo coadjutor            

MONS. GERARDO ZERDIN (2003- )                                    

Huayco del 2007                                                                                  

LA PARROQUIA HOY                                                                                   

Grupos parroquiales                                                     

Pastoral rural                                                                

Apoyo social de la parroquia                                        

Participación de los laicos                                            

Actividades de puertas abiertas                                   

CONCLUSIÓN                                                                      

ANEXOS                                                                               

Ilustre martirio de fray Jerónimo Jiménez y de fray Cristóbal Larios en el Perené (1637)                                  

Párrocos de la Parroquia "San Ramón Nonato"      

Obispos en y de San Ramón                                      

Leer todo...

lunes, 2 de marzo de 2015

Testimonios sobre Marcos Puo Gallo, de CL, que a los 23 años muere en accidente de moto, pero que amaba a Cristo con pasión

Queridos amigos, 
Algunos de ustedes se habrán enterado de la muerte en Barcelona de un chico de CL, Marcos Puo, de 23 años, a la semana de haber ingresado al Seminario.
Le remitimos algunos textos, recogidos por Lucia y Otto, que conocían a Marcos, para que podamos participar de un acontecimiento doloroso, dramático, pero también milagroso.
Este hecho impresionante nos muestra a todos qué mirada diferente introduce la presencia de Cristo delante de la vida y de la muerte, hasta de una muerte tan aparentemente injusta como esta.
Es este el testimonio que permite ver a Cristo presente que salva nuestra vida.
Un abrazo
Giovanni Paccosi, responsable de Comunión y Liberación, Perú

Hasta luego, Marcos
Jesús Úbeda
25/02/2015
Marcos Pou Gallo.
Son muchos los pensamientos y sentimientos que van y vienen desde que a las diez de la mañana me han comunicado que mi amigo Marcos ha fallecido en un accidente. La instintividad, muy condicionada por la inercia de un esquema, se manifiesta como rabia. Hace catorce días empezábamos juntos los ejercicios espirituales en Guadarrama; días de intensa experiencia y compañía juntos. La noticia de que al acabar los ejercicios entraba en el seminario de Barcelona me unió más íntimamente a él. La gracia de compartir juntos en el futuro el don del sacerdocio alegraba mi corazón como nunca. Al acabar los ejercicios y despedirnos me dijo: «No había vivido una cosa igual en mi vida». Era la comunión sacerdotal, que llena y da sentido a mi vida, que ya empezaba a germinar en su corazón. 

Esta mañana me venían todos esos días como un río impetuoso, y anegaban mi alma provocando un grito insistente:
 ¡Es Otro el que me da la vida, aquí y ahora! Un vértigo que todavía no ha desaparecido de mis huesos. Es un misterio como el Misterio nos alcanza y nos despierta. 
Un nudo en la garganta se ha apoderado de mí un minuto antes de empezar la Eucaristía. Toda mi vida ha pasado a una velocidad impresionante delante de mis ojos, con un estribillo cuaresmal que podía oír perfectamente: ¡polvo eres y en polvo te convertirás!
 La fugacidad de la vida, la dependencia total y absoluta de mi vida en manos de Dios se han convertido en el pensamiento dominante, pensamiento que iba acompañado de la llamada impetuosa a no perder ni un segundo de mi vida, a vivir cada instante como protagonista de la historia. 
Las imágenes evangélicas sobre la necesidad de estar preparados a la venida del Señor han desfilado una detrás de otra en mi pensamiento. Era un fluir incesante de frases, personajes, actitudes... imposibles de vadear.
 

Y en esta vertiginosa pendiente ha llegado el momento de la consagración, donde se me ha hecho patente el sentido de la vida de Marcos, de mi vida, y de la vida de todos los hombres.
 Nuestra vida es amada hasta el extremo, amada por Cristo en la carne frágil y ungida de la Iglesia. Mi corazón se ha inundado de alegría al ver que era el mismo abrazo el que estábamos recibiendo Marcos y yo en ese momento: el abrazo de Cristo a través de la vida y el carisma de Don Giussani, precisamente hoy que conmemoramos el décimo aniversario de su paso de este mundo al Padre. La plenitud de la comunión que como prenda ya experimentaba Marcos en esta compañía se hacía patente en ese instante en el abrazo de Cristo glorioso. Me ha venido a la memoria las palabras que Don Giussani, ya muy enfermo, le dijo a una amiga y que se actualizaban hoy para Marcos: «yo me iré al paraíso antes que tú, pero cuando tú llegues yo estaré allí esperándote y abriré la puerta y detrás de la puerta allí estaré». Solo esta comunión vivida como primicia en nuestra carne mortal hace posible la certeza de la esperanza de la vida eterna. El que ha comenzado en nosotros esta obra buena, esta experiencia de correspondencia en la historia a través de esta comunidad de testigos, Él mismo la llevará a término (cf. Flp 1, 6).
Como Jesús ante la tumba de su amigo Lázaro, también las lágrimas corren por mis mejillas, pero es un llanto con esperanza, con la esperanza de volver a vernos. ¡Hasta luego, Marcos!

"Era imposible estar con Marcos más de media hora sin que se acabase hablando de Jesucristo"

IN NOTICIAS / BY LOLA GONZÁLEZ GIRALDÓS / ON 24 FEBRERO, 2015 AT 17:48 /
 
Iago Gallo celebró ayer el funeral de su sobrino, Marcos Pou, seminarista de la diócesis de Barcelona fallecido en un accidente el pasado sábado.
En la homilía recordó la pasión de Marcos por Jesucristo.

Hace unos días, la diócesis de Barcelona tuvo que enfrentarse a la triste noticia del fallecimiento de uno de sus seminaristas, Marcos Pou Gallo, que murió en un accidente de moto. En la homilía de su funeral, su tío Iago Gallo recordó la entrega de Marcos y el valor de su sí al Señor, que es un ejemplo para todos los cristianos.

Asimismo, este sacerdote quiso subrayar cómo era imposible estar cerca de este seminarista sin acabar mirando al cielo: "Era imposible estar con Marcos y no girar el cuello para intentar sorprender presente a Aquél que hacía a Marcos".

Aquí reproducimos esta homilía en la que se resalta la vocación al sacerdocio de Marcos, sus ganas de entregarse al servicio de los demás y la aceptación alegre de la voluntad de Dios, a veces difícil de entender para los hombres:

Algunos privilegiados -porque así lo había decidido él- unos poquitos (no sé cuantos, supongo que éramos dos o tres), sabíamos, hace ya tiempo (años incluso), que Marcos iba a sorprender (aunque a sorprender a medias, porque allí donde iba le preguntaban si era seminarista). Pero sabíamos que al término de su carrera de física, Marcos iba a sorprender con la noticia de que ingresaba en el Seminario de la Diócesis de Barcelona.

Y así fue. Se cumplió su sueño de ver llegar ese día. Ese día precioso de poder comunicar a todos por qué estaba viviendo cómo estaba viviendo. Y por fin desvelaba la incógnita. "¿Y ahora que terminas la carrera, qué vas a hacer?, y nos despistaba a unos y a otros con balones despejados".

La noticia era "quiero ser sacerdote". "Quiero entrar en el seminario". Y fijáos, ha sido precioso poder acompañar a Marcos en estas semanas. Viendo cómo se cumplía este sueño tan atesorado por él, tan mimado, tan custodiado; tan absolutamente querido. Y se juntaba a los sacerdotes y miraba a los sacerdotes.  Pero quería ser sacerdote, no por el quehacer sacerdotal, sino por el rostro de Jesucristo.

Nos ha explicado estas semanas -aunque lo hemos visto en cómo ha vivido estos últimos años de su vida- nos ha explicado, ¡nos ha mostrado! casi, mejor dicho, cómo para él, en su experiencia, Jesucristo era algo tan absolutamente real, algo tan concreto, tan experimentable; como dice San Juan: "lo que mis ojos vieron, lo que mis oídos oyeron y lo que pude tocar con las manos". Cristo era tan hermoso y estaba tan presente, que Marcos se atrevió a decirLe que sí. A decirle que sí para siempre.

Y se jugó sus amores humanos, se jugó su honra; se lo jugó todo. "Me voy a hacer cura". En este momento histórico. "Me voy a hacer cura". Es como si nos dijese (fijáos y me entendéis): "no es verdad que han pasado dos mil años. Cristo está vivo. Cristo está vivo. Cristo -como decimos en el ángelus todos los días- habita entre nosotros".

Y el sacerdote, no es una descripción nada teológica, pero el sacerdote es aquél que, de la mano de Jesucristo, porque, esta manera de ser, este caminar entre los hombres así lo inventó Jesucristo; es aquél que estirando los brazos, estirando mucho los brazos; estirando los brazos todo lo que puede, con un brazo, con una mano, aferra a Dios, con la otra mano, aferra al hombre, y les lleva -al hombre y a Dios- a la comunión.

El sacerdote es aquél que a pesar de sus miserias humanas, y por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, consigue que el hombre y Dios se encuentren. Y fijaos: Marcos no ha pasado por el sacramento del Orden. No le ha hecho falta a nuestro Señor. Pero Marcos ya era sacerdote. Marcos, todo su hacer; todo su caminar; todo su hablar, era sacerdotal.

La mayoría de los que estáis aquí le conocéis. Habéis tratado con él. Y era imposible. Era absolutamente imposible estar con Marcos más de media hora, sin que se acabase hablando de Jesucristo.

Era imposible seguir un poco la pista de sus viajes, del modo en el que empleaba su tiempo; era imposible ver cómo sonreía, ver cómo bromeaba, ver cómo chinchaba (especialmente a Mateo y a Juan – sus hermanos pequeños-) sin descubrir que ahí había algo grande. Era imposible estar con Marcos y no girar el cuello para intentar sorprender presente a Aquél que hacía a Marcos.

Y Marcos le dijo que sí:  Marcos al Señor le dijo que sí. Y le dijo que sí de verdad. ¡Le dijo que sí de verdad! Marcos, -no nos habituemos a esto-, le dijo que sí a Dios. Y Dios, con ese designio suyo que ¡gracias a Dios nos supera!, gracias a Dios supera el nuestro; Dios acogió su sí. Y como era un sí gratuito, sin condiciones, Dios ha hecho con el Sí de Marcos lo que le ha dado la gana.

Porque Marcos le dio su sí a Dios. Le pertenecía a Dios. Y Dios dijo: yo con esto hago lo que quiero. Y miramos al Señor y le decimos: "¡Caramba Señor! Parece que te sobran los sacerdotes. Porque pocos que somos, y este valía la pena, y te lo llevas".

Y el Señor nos está diciendo: "Porque voy a bendeciros de otra manera; porque voy a cuidar la diócesis de Barcelona y la Iglesia de otra manera." "Porque lo puedo hacer yo también". Porque Marcos lo puede hacer desde el cielo. Porque Marcos puede acompañarnos desde el cielo. Marcos, de la mano de nuestro Señor, Marcos resucitado, puede hacerlo.

Pensaba yo anoche, cuando ya me metí en la cama, después de la jornada de ayer tan preciosa; pensaba en lo siguiente: ¡Si es que es verdad, caramba! ¡Si es que es verdad que Cristo y Marcos se querían; se quieren! ¡Es que es verdad! Y pensaba: ¿me voy a meter yo en esa relación? ¿Voy a opinar yo sobre "cómo se quieren Cristo y Marcos", "cómo se quieren Marcos y Cristo"? ¿Voy yo a opinar que debería haber sido de otra manera? ¿Me voy a atrever yo a decirle a Marcos: no se quiere así al Señor, porque mira lo que te hace? ¿Me voy a atrever yo a decirle al Señor, con el sí de mi sobrino: "eso no es justo"? ¿Me voy a atrever?

Fijaos que, -es algo que he tenido presente ayer, porque ayer y hoy han sido un día precioso-, Dios, ¡nos ha hecho trampas! ¡Nos ha hecho trampas Dios! Pero no con la muerte de Marcos: nos ha hecho trampas, ¡con la vida de Marcos! ¡Porque nos lo ha regalado! Nos lo ha puesto delante, ¡y nos ha enamorado! Y en el mirar a Marcos -y era normal, eh, Marcos era normal-; en el mirar a Marcos (salvo que uno fuese muy torpe, o muy ciego); en el mirar a Marcos uno decía: "es evidente que hay alguien que hace a este tío". Es evidente que hay uno que hace que Marcos sea así de atractivo. ¡Es evidente! En el rostro, en el gesto, en la voz, en el abrazo de Marcos. ¡Es evidente! Y Dios nos ha hecho trampas ahí: porque en el mirar a mi sobrino, en el mirar a Marcos, ¡los ojos se te iban al cielo! Y pensaba yo ayer: ¿cómo me voy a enfadar yo con éste que me ha hecho trampas! ¿Cómo me voy a enfadar yo con el que me ha regalado a Marcos -fijaos-, a cambio de nada? ¡Porque nos lo ha regalado "a cambio de nada"!

¿Alguien ha pagado un precio por poder ser amigo de Marcos? ¿Alguien ha pagado un precio? ¡Si es gratis! Nos lo han regalado gratis. Y no nos lo han arrebatado. Nos lo han regalado gratis, y nos lo siguen regalando gratis.

Siempre digo, porque es así: Dios no da para luego quitar. Dios da para dar. Y a Marcos nos lo ha dado. Y nos lo ha dado para siempre. Ahora ciertamente, como hemos escuchado en la liturgia, de una manera distinta, pero para siempre.

Estos días le agradezco infinitamente a Marcos, con su vida y con su muerte, y agradezco infinitamente a nuestro Señor que me mostrase de una manera que yo pudiera entender, y ojalá podamos todos entender, esta frase que hemos trabajado en estos meses en Escuela de Comunidad: "la vida no es un quehacer: la vida es un afecto". Y el afecto, en Marcos, se cumple. Marcos quería al Señor. Marcos quiere al Señor.

Fijaos: nosotros podemos seguir viviendo así. Podemos seguir viviendo en el afecto. No sé cuantos cientos de abrazos estamos recibiendo en estos días, pero son todos reales. Son todos de verdad. Todos de verdad. Son abrazos que vienen de lo alto.

Vamos a poner a Marcos en las manos de la Virgen para que lo acompañe hasta su casa. Hasta su nueva casa, donde le encontraremos el día que a nosotros también se nos llame. Así sea.

 
Carta de su hermano Nico Pou

TAM PATER NEMOS 
(Nadie hubo ni puede haber tan Buen Padre)

Queridos amigos, familiares y conocidos;

Entre las 23.30 del sábado 21 de febrero de 2015 y las 00.00 del día siguiente, domingo 22, mi hermano Marcos falleció en un accidente de moto, a la edad de 23 años, una semana y media después de entrar en el seminario.

No está siendo, como es lógico, nada fácil. Es mi hermano, con quien he crecido desde que nací, con quien he descubierto desde pequeño la vida, con su bien y su mal, su sufrimiento y su consolación, su belleza y su fealdad, lo divertido y lo aburrido, lo grande y lo pequeño. Con quien me he peleado, reído hasta llorar, con quien he llorado, y con quien he descubierto lo más grande que se pueda descubrir nunca ante los ojos de un pobre hombre como él y como yo.

Estos tres días están siendo los más duros de mi vida. Constante es el recuerdo de Marcos, de todo lo que hemos vivido juntos, lo bueno y lo no tan bueno. Es duro estar en casa porque es difícil caer en la cuenta de que ya no va a entrar por la puerta gritando '¡Minions!' (Refiriéndose a Juan y Mateo, mis hermanos pequeños), o en mi habitación, donde él dormía. Es duro vivir, es doloroso. Lo más duro es despertarse por la mañana, porque es como si te dieran la noticia de nuevo. Es dolorosa esta nueva vida sin Marcos en la forma que ha estado siempre, tal y como la conocíamos. Lo sabéis bien aquellos que le conocisteis, aunque fuera por poco tiempo, aunque sólo cruzarais un par de frases con él. A muchos os habrán hablado de él. Y para otros quizá era 'hermano de', o 'hijo de Itziar y Paco'.

A todos vosotros os quiero contar lo que he visto estos dos días. Antes de la misa del domingo por mi hermano, tuvimos la oportunidad de besar por última vez a mi hermano. Estaba precioso, en un ataúd sencillo, como el de Juan Pablo II. Vestido de blanco, puro. Mi familia y yo pudimos estar rezando junto a él. Pidiendo por su intercesión por nosotros, para que comprendamos y nos fiemos del Señor. La misa fue el primer regalo de todos. Fue un verdadero espectáculo. La Iglesia estaba llena, hasta los topes, los dos días. Por delante de mí pasaban todos los rostros que el Señor acarició a través de Marcos. Todo lo que Dios ha generado a través de él, de toda su persona. Estaban las monjas del comedor social donde ayudaba (caritativa) desde hacía 3 años, sus compañeros y los míos del primer colegio en el que estuvimos, profesores de ese colegio, un gran número de profesores del Abat Oliba, alumnos de allí, los amigos con los que jugó al fútbol en La Salle cuando era pequeño, con los que jugó no hace tanto y con los que jugaba este año, incontables amigos suyos y míos de Madrid, matrimonios de allí que le conocieron y vinieron a acompañarnos y a despedirse, toda la comunidad de CL de Barcelona, toda mi familia… Me dejo a mucha gente, perdonadme. Celebraron misa por él en Siberia, Nueva York, Milán, Roma, Madrid, Las Azores, Méjico, Santander… y muchos sitios más donde rezaron por él. A todos gracias por vuestras oraciones y vuestra compañía. Son un verdadero testimonio de todo lo que genera el Padre a través de la débil carne de mi hermano.

Amigos míos y de Marcos. Dios y mi hermano me regalan a cada segundo el amor que os tiene desde el cielo, y que siempre os ha tenido. Tengo la certeza, nítida, que Marcos siempre ha tenido. Tengo esa paz, esos ojos conquistados por el Señor, que Marcos tiene. Me da la sensación de que los abrazos que os doy, los besos y las caricias, son de parte de Marcos. Me sorprendo amándoos un pequeño porcentaje de cómo él os quería, y eso es enorme. Lloro y sufro, le echo de menos, me gustaría abrazarle una última vez. Pero está conmigo. La relación con Marcos es única. Continuamente le oigo decirme que me fíe. Le veo sonreír, le veo feliz, donde toda su vida ansiaba estar. Marcos nos ha hecho el mejor regalo que nadie puede hacer. Nos ha puesto ante la vida, y ante Cristo. Siempre ha sido esa su intención, presentarnos a Cristo, mirad: 'He visto el mismísimo rostro de Cristo, la ternura con la que Dios ama, he visto cómo me quiere y me da vértigo. ¿¡Por qué tanto!? Dios me prefiere, y en las palabras de Giussani, me prefiere "porque soy nada, porque soy como esa chica de Nazaret de 15 años, nada. O como su marido, un hombre lleno de dudas, confundido, humilde, carpintero, nada"'. Y estos días lo hace de una forma radical y espectacular, con la misa, el funeral y lo que vendrá. Nos presenta el infinito. Cada canto, cada lectura y cada salmo, cada abrazo que me habéis dado, cada rostro que he besado, son signo del Dios bueno que habita en Marcos. Es una sobreabundancia que jamás había experimentado, ni podía imaginar. Sufro con gran dolor, pero soy profundamente feliz. Porque ¿quién soy yo para recibir semejante regalo del cielo, como es la certeza de Marcos? ¿Quién soy yo para ser llamado a una relación con el Misterio como la que él tenía? La Misericordia que Dios tiene conmigo dándome esto se sale de toda medida. Nos da este regalo: ahora sólo lo infinito nos bastará. Ahora solo Dios bastará a nuestros desgarrados corazones de hombres.

La política, la economía, lo que estudiamos o donde trabajamos, lo que vivimos ahora, las relaciones con nuestros seres queridos y amigos, todo vuelve a ser verdadero. Porque todo está revestido de esta espera y esta pregunta: ¿Hay algo que sea para siempre? Si. Existe. Porque lo hemos visto y lo vemos. Siempre quiso presentar a Dios al mundo. Y estos días lo hace de una forma radical. O todo o nada, como ha sido él. Y Cristo está. Amigos, no es incompatible el sufrimiento de perder una 'forma' de relación, con la paz y la seguridad de que Dios está. No es incompatible el desgarro con la alegría que Dios presente nos da. Todo lo que nuestros corazones desean, y hoy más que nunca, existe. Lo vimos en Marcos y lo vemos entre nosotros hoy. Lo vemos en la unidad de un pueblo donde el Señor quiso crear a Marcos. Lo tenía todo pensado. Para llevarse a Marcos tenía que estar seguro de que él daba su 'sí' libremente y feliz. Y os lo demuestro: Marcos escribía el 11 de febrero esto. 'ENTRADA EN EL SEMINARIO: Vértigo y confianza plena, soy Tuyo Cristo. Que este sea un camino de santidad. ¡Feliz de darte la vida! Domina más esto que lo que no apetece, da pereza o parece ser una futura fatiga. A ti me encomiendo María. Virgen de Lourdes, ¡hazme fiel! ¡Hazme santo!'

¿Lo veis? Marcos se fue plenamente feliz, como nunca lo había sido. Y nos quiere regalar esta paz. Dejad que entre en vuestros corazones el dolor, bucead en el sufrimiento para descubrir el deseo de infinito que a Marcos caracterizaba. Pero sumergíos también en la vida. Estad atentos a lo que Dios nos regala, estad atentos a la realidad que fascinaba a Marcos. Porque es allí donde encontraremos la paz que Dios nos da. No tapéis vuestro dolor, vuestras preguntas, vuestro sufrimiento, el echar de menos, o las ganas de estar con él. Vividlas hasta que esas preguntas os definan. De lo contrario, despreciaremos el regalo que Marcos nos hace. Contaos lo que os fascinaba de Marcos, recordad lo que os decía, contaos y recordad a Cristo, que se hacía más carne a través de mi hermano. Que el sí que él dio sea también nuestro sí a vivir este sufrimiento y esta gracia. Pidamos su cercanía con el Señor, su relación privilegiada con el Padre y celebremos que él es ahora feliz para siempre. Descansad en esta certeza, en la imagen de su sonrisa desde el cielo. 
Mi relación con Marcos es mejor ahora que nunca. Ahora que no puedo tocarlo ni abrazarlo, es más mío, está más en mí, que nunca. Marcos hoy se me regala más que hace tres días. Lo mejor de Marcos, Cristo, está infinitamente más presente hoy que nunca. Es más nuestro amigo hoy que nunca. Me llegan ya las cosas que están sucediendo. Me envían muchas personas los testimonios de lo que Dios y Marcos hacen desde el cielo. A Dios tengo que agradecer ser testigo de semejante espectáculo. No dejéis de contármelo, por favor. Ya está sucediendo.

Os pido que os acompañéis entre vosotros, que os recordéis esto. Os pido que no cerréis vuestro corazón, que lo abráis al dolor y al presente. También pedid por mi familia: Francisco, Itziar, Natalia, Juan, Mateo y yo. Acompañadnos y dejaros acompañar por nosotros. Pedid por mis tíos y mis primos, a quien agradezco tan especial cuidado por nosotros. 
Abrazo especialmente a Rocío, Javi, la familia Andreo. Alfon, Rafa, Leo, Igna, Jordi, Suca, Talía, Virginia, Peter, Alex, Ferrán, Silvia… Me dejo a mil personas. Y lo siento por no hacer especial mención, pero duraría este texto unas mil páginas. Lupita, un enorme abrazo desde Barcelona. Nos acordamos mucho de ti. A toda la comunidad de Comunión y Liberación, gracias por vuestras oraciones y vuestra compañía. A Francisco Javier González Candela un abrazo gigantesco. A Miquel Carreras y su familia, que no me dejo de acordar de vosotros, como también de Ángel Vázquez. Ahora, con Rocío y los más cercanos a Marcos, entramos en vuestro club de privilegiados. A mi tío Yago, por su testimonio y compañía infinita. Miguel Ramón y José Fernando, gracias por cuidarnos.

No lograré jamás expresar con palabras el agradecimiento a José Miguel García, por la compañía que ha hecho a Marcos, y que hoy nos hace a nosotros. No existen palabras que puedan expresarlo. 
En la última conversación que tuvimos, Marcos me decía esto, ante su traslado al seminario de Barcelona: 'Los caminos nos separan, y eso desgarra. Pero en el gran camino vamos juntos'. Es así.

Pido por vosotros, para que esta herida sea fértil para cada uno de nosotros. Pido para que esta espera y certeza que se me dan ahora, no hagan más que crecer, como en Marcos era. Prietas las filas, amigos míos. La aventura de esta nueva vida ha empezado. Me siento indigno de tal grandeza. Tengo ganas de abrazaros.

Nico Pou Gallo
p.d. Os pido que este milagro que con pobres palabras consigo explicar, llegue a todos vosotros sin excepción.

VENI SANCTE SPIRITUS, VENI PER MARIAM

 
«No vivió para otro sino para el Señor»
Julián Carrón
25/02/2015 - Mensaje de Julián Carrón a la familia y a todo el movimiento tras la muerte de Marcos Pou
Queridos amigos:
«Ninguno de nosotros vive para sí mismo y ninguno muere para sí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor; en la vida y en la muerte somos del Señor. Para esto murió y resucitó Cristo: para ser Señor de vivos y muertos». Son estas palabras de San Pablo las primeras que me han venido a la memoria cuando he recibido con consternación la noticia de la muerte de nuestro querido Marcos. No creo que podamos encontrar otras más apropiadas para describirle. Quienes hemos tenido la dicha de conocerle hemos visto que no vivió para otro sino para el Señor. Su alegría desbordante tenía su origen en Él. Y su muerte no ha sido otra cosa que morir para el Señor. Nosotros no podemos mirar la vida y la muerte de Marcos sin tener ante nuestros ojos que "para esto murió y resucitó Cristo: para ser Señor de vivos y muertos". El que ha sido Señor de su vida, es ahora Señor de su muerte. Participando de la muerte de Cristo, Marcos participa ahora de su resurrección, de la compañía de quien fue todo en su vida y que ahora nadie le podrá arrebatar. No lo podremos disociar en nuestra memoria de Cristo, de cuya plenitud ya vive. El desgarro que sufrimos por su alejamiento no podrá prevalecer sobre la felicidad de que Marcos goza en la compañía de su amigo del alma, Cristo. Su dicha acabará por vencer nuestra pena, haciéndonos entender la ley de la existencia cristiana: "En la vida y en la muerte somos del Señor". La memoria de Cristo es el único bálsamo para una herida tan profunda. Sostengámonos los unos a los otros, amigos, en esta memoria.
Un fuerte abrazo,

Julián Carrón
Milán, 25 de febrero 2015
 
Respuesta del padre LEPORI a algunos sacerdotes españoles tras la noticia de la muerte de Marcos
 
Carissimo Don Pablo,
il tuo messaggio mi riempie di dolore e di mistero. Durante i giorni degli Esercizi sentivo Marcos particolarmente vicino. Già avevamo fatto insieme il viaggio da Madrid a Guadarrama, durante il quale le sue domande, il suo desiderio di conoscere e seguire erano lo spettacolo sempre meraviglioso di un cuore prediletto e chiamato da Cristo. Poi durante gli Esercizi, lo guardavo come un giovane san Giovanni, attento e appassionato, che non lasciava cadere nessuna parola senza rispondere "Sì", senza desiderare e domandare la pienezza. Ci siamo lasciati con la promessa di restare in contatto e di rivederci quando sarei andato all'abbazia di Poblet.
Già il giorno seguente, il 12 febbraio, mi scriveva questa e-mail:
 
Hola P.Mauro!
Muchas gracias por estos días de ejercicios. Han sido un don. Es usted un ejemplo para mi, un hombre que vive la vida como me gustaría vivirla a mi, y nada necesito más en la vida que grandes "pastores" y maestros. 
Sus lecciones ya están acompañándome con las primeras fatigas en el seminario. De repente las afronto con una perspectiva más positiva, hay que pedir que siga así. Como al salir de la ducha esta mañana, solo hay agua caliente 2 minutos, y mi cuarto es el polo norte. Así que he salido de la ducha a las 6:45 de la mañana con una primera reacción de enfado, pero al momento me he acordado de las "paciencias" y me ha venido esta palabra a la mente, como si el mismo Cristo me la dijese: "Pero no deseabas darme la vida? Y no forma parte esto de la forma que tienes de dármela?" y lo he vivido con gusto. 
Le escribo para pedirle que siempre que venga a Cataluña me avise. Si es entre semana quizás puedo verle con un permiso, pero en cualquier caso siempre intentaré verle y llevarle allá donde necesite. 
Le mando una noticia que ejemplifica una vez más lo que nos contaba sobre el martirio, y la posibilidad de vivir entre las llamas con una cierta paz:
Me ha recordado a usted. Le encomiendo en mis oraciones, ojalá nunca se acabe la aventura que vive y siga descubriendo más cosas sobre el amor de nuestra vida, Jesús. 
Un abrazo
Marcos
 
Ora leggo queste parole sul dono della sua vita a Cristo, sulla vita come avventura che scopre sempre di più l'amore della nostra vita, Gesù, come il testamento e l'eredità di un discepolo prediletto che ci ha preceduti tutti, e che ora siamo chiamati a seguire, con umiltà, gratitudine e compunzione per non aver ancora corrisposto così alla predilezione della nostra vocazione. Mi sento come se in Marcos Dio mi avesse dato un figlio che solo dopo 10 giorni è già padre, autorevole nella posizione giusta verso la vita, la vocazione, l'amore di Cristo...
 
Vorrei abbracciare i suoi genitori (Marcos mi ha parlato del loro legame con la nostra abbazia di Poblet), la sua famiglia, e suo zio Don Yago. Inoltra loro per favore questo mio messaggio, soprattutto per quello che mi ha scritto Marcos, e spero di poterli conoscere la prossima volta che vado a Barcellona. Intanto prego per loro, come ogni giorno già pregavo per loro figlio. Ma ora sarà lui ad intercedere per noi. Chissà che abbraccio gli ha dato don Gius, proprio in questo 10° anniversario, come frutto già maturo per il compimento che ci ha educato a desiderare.
 
Questo dolore mi rende ancora più preziosa la vostra amicizia. Grazie e aiutiamoci con al preghiera alla Madonna, per consentire, come dici, alla conversione del nostro cuore a Cristo che questo avvenimento rende ancora più urgente.
Un forte abbraccio, tuo e vostro Fr. Mauro-Giuseppe
 

«Yo estoy con vosotros»

Carta de Marcos publicada en el número de Huellas de septiembre 2014

Querido Julián: 
A lo largo de estos meses nos has insistido en que nos preguntásemos «cómo se puede vivir» cualquier circunstancia. Y ahora, siguiendo al Papa, también nos has provocado con la pregunta sobre lo esencial para vivir, invitándonos a descubrirlo no reflexionando sino sorprendiéndonos en acción. Intento contestar contándote una experiencia reciente. 
En el mes de junio José Miguel García me invitó a visitar la comunidad de México para acompañar a los chicos del CLU. Me impresionó su propuesta porque me sentía indigno, pero me fie y acepté haciendo memoria de lo que dice don Giussani en los Ejercicios: «El movimiento camina exclusivamente por el afecto a Cristo». Así que me adherí a su propuesta pidiendo a la Virgen la gracia de ser leal y verdadero con lo que el Señor me mostrase. Cuando llegué, la realidad del país me superó, me vi inadecuado, me pilló desprevenido. La pobreza extrema y la miseria de algunas zonas cuestionaban mi certeza. Al ver a ciertas personas, me preguntaba a menudo: «Y este, este tan concreto, ¿también deseas salvarlo, Cristo, también vas a venir a buscarle?». 
Al cabo de dos días, comiendo con los responsables, comencé a hacerles preguntas sobre la situación social. Escuchándoles contar ciertas anécdotas me quedé aterrado por la violencia extrema, con el corazón algo encogido y asustado. Y cuando uno de ellos me contaba que incluso había sido secuestrado en una ocasión me surgió inmediatamente la pregunta: «Pero, ¿cómo se puede vivir aquí?». Es decir, me di cuenta de lo humana y oportuna que es la pregunta que nos has hecho. 
Con el paso de los días, esta perplejidad crecía. Tanto que me sorprendía comprobando demasiado a menudo si mi pasaporte estaba en la maleta para asegurarme la vuelta. Me di cuenta entonces de que ante algo que no entendía, ponía mi seguridad en la posibilidad de huir. Pero a la vez, esto aumentaba la sospecha de que verdaderamente en ciertas circunstancias no se podía vivir. Pero si uno no resuelve estas cuestiones acaba perdiendo la fe, es decir, domina la sospecha de que el Señor no vence en cualquier circunstancia y en cualquier momento. Al ver mi incerteza y ver dónde estaba poniendo mi seguridad empecé a pedir al Señor que me hiciese entender qué es lo que permite vivir también ahí, descubrir de dónde nace la certeza. Y quise ir hasta el fondo de lo que tenía delante. 
Empecé a fijarme en la gente del movimiento y no tanto en mi perplejidad, porque ellos no huyen de ahí, viven sin escapar. Un día tuve la oportunidad de pasar el día con Lupita, una chica de los Memores Domini, profesora de arte, que vive en DF. Visitamos algunos lugares significativos de la ciudad con un grupo de alumnos suyos. Un grupo muy variado: católicos, protestantes, ateos... Había de todo. Y en todos se palpaba de una forma o de otra el drama de la violencia que sufre este país. Todos tenían un familiar perdido o fallecido intentando cruzar a EEUU. Pero al ver cómo los trataba Lupita, se me hizo tan atractivo su modo de vivir que se me olvidó el miedo y la duda. En ella descubría un afecto, un abrazo, una pasión por el destino de cada uno de ellos. Veía un tipo de humanidad que solamente puedo identificar con la de Jesús. Y me invadió un silencio y una gran paz. Y me sorprendí apegado a ella, cada vez más tranquilo. Era paradójico, ella no era un policía que resolviese la inseguridad, ni resolvía el drama de los chicos, pero introducía una humanidad que permitía hablar de ciertos dramas con los chicos con una mirada de esperanza. 
Al final del día fuimos juntos a la villa, a ver a la Virgen de Guadalupe. Me arrodillé un buen rato para rezar. Estaba dominado por el asombro por lo que había visto ese día, y por el deseo de entregarle mi vida a la Virgen. Pero delante de ella me surgió una pregunta, como si me la hiciese ella misma: ¿estarías dispuesto a darme la vida en el lugar que yo decida? ¿Estarías dispuesto a quedarte con mis hijos si yo te lo pidiese? Y, reconociendo cómo Cristo a lo largo del día se había hecho compañía cercana a mí, me surgió inmediatamente una respuesta cierta: «sí». Me invadió una certeza mucho mayor que las dudas, las incomodidades, o la nostalgia de todo lo que tengo en España. En ese momento entendí qué necesito para vivir, qué es lo que de verdad busco: la compañía concreta de Cristo, su Presencia presente. Si Él es fiel a la promesa que nos hizo («yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo») puedo vivir allá donde el Señor me lo pida y de la forma que me lo pida. Mi consistencia es su presencia, mi certeza está en su fidelidad. 
Marcos, Barcelona (España)

Leer todo...

"Arte, y vocabulario en la lengua general del Perú" edición de Rodolfo Cerrón Palomino




BOLETIN
SE


Arte, y vocabulario en la lengua general del Perú
Arte, y vocabulario en la lengua general del Perú
Autor: Rodolfo Cerrón Palomino
Editorial(es): Instituto Riva Agüero
Lugar de publicación: Lima
Año de edición: 2014
Número de páginas: 449
ISBN: 9789972832628

Precio: S/. 90.00 

 Rodolfo Cerrón Palomino

Rodolfo Cerrón-Palomino (Huancayo, 1940). Especialista en lenguas andinas, es doctor en Lingüística por las universidades de San Marcos (Lima) e Illinois (sede de Urbana-Champaign). Profesor emérito de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, actualmente ejerce la cátedra en la Pontificia Universidad Católica del Perú. En su vasta trayectoria de docente e investigador, Rodolfo Cerrón-Palomino ha sido profesor visitante y conferencista en diversas universidades de su país y del extranjero, y ha publicado varios libros y numerosos artículos de su especialidad en revistas de reconocido prestigio nacional e internacional.

Merecedor de varios premios y distinciones, tanto nacionales como extranjeros, el autor es miembro de número de la Academia Peruana de la Lengua (actualmente su vicepresidente) y de la Academia Peruana de la Historia, y hasta ahora el único miembro honorario peruano de la Linguistic Society of America.


Reseña

Esta es una versión interpretada y modernizada del Arte y vocabulario en la lengua del Perú llamado Quichua, y en la lengua Española, tratado gramatical y léxico promovido por el Tercer Concillio Limense (1582-1583) y editado en 1586, en forma anónima, gracias al empeño del piamontés Antonio Ricardo.
La obra es un temprano esfuerzo de selección y normalización idiomáticas que toma como base el dialecto cuzqueño, considerando como la variedad arquetípica de la lengua quechua. Destinada inicialmente a ser el instrumento de enseñanza y aprendizaje de la lengua durante la Colonia, devino posteriormente, en especial su componente léxico, en obligada consulta entre los estudiosos del pasado andino, con las dificultades del caso no solo por el carácter obsoleto de su ortografía, en sus vertientes quechua y castellana, sino también en razón de la naturaleza del castellano de la época, incomprensible por momentos, ya sea en su registro de lengua de entrada, así como en su función de vehículo de llegada. La presente versión busca remedir tales dificultades, ofreciendo a la comunidad científica y académica una edición interpretada del material quechua, tanto en su aspecto fonológico como gramatical, a la par que modernizada, esta vez por igual para el quechua y el castellano, en su aspecto ortográfico, pero también buscando esclarecer el sentido de los vocablos y giros obsoletos de la lengua ibérica. De autor hasta ahora desconocido, sin embargo todo parece indicar que tras el anonimato se esconde nada menos que el ilustre mestizo Blas Valera, quien vendría a ser, con justo y pleno derecho, el primer lingüista quechua del Perú

Leer todo...

domingo, 1 de marzo de 2015

ENTREVISTA A MONSEÑOR DANTE FRASNELLI, OSJ; PRELADO EMÉRITO DE HUANI, EN PAX TV, año 2011

ENTREVISTA A MONSEÑOR DANTE FRASNELLI, PRELADO EMÉRITO DE HUARI, EN PAX TV, año 2011
El sábado pasado, 17 de enero del 2015, se celebró los 90 años de vida del Obispo Emérito de Huari Mons. Dante Frasnelli Tarter en la Parroquia "San José" de los Padres Oblatos. Fue un evento solemne y significativo que contó con una numerosa concurrencia, entre los que resaltaba la presencia de huarinos residentes en la ciudad de Lima y delegaciones de las provincias donde el homenajeado dejó hondas huellas de su apostolado. Esta actividad fue organizada por C.A.C. FINANSOL, Mons. Ivo Baldi y la Congregación OSJ en forma conjunta.
La Eucaristía lo presidió el mismo Monseñor Dante y concelebrada, entre otros, por el Obispo Auxiliar de Lima Monseñor Adriano Tomassi Travaglia, Monseñor Ivo Baldi Gaburri y por numerosos sacerdotes de la Diócesis de Huari. Asimismo, entre los invitados, se pudo apreciar la presencia del ex Premier y ex Ministro de Salud Luis Solari de la Fuente, El vocal supremo Hugo Príncipe Trujillo, la Procuradora Julia Príncipe Trujillo, el Procurador Luís Bazán Lora, el Dr. Teófilo Amancio Cachay Chávez y numerosas personalidades de la vasta zona de los Conchucos.
Monseñor Dante Frasnelli Tarter, OSJ., segundo Obispo de la Diócesis de Huari, se ganó el cariño y aprecio de los fieles por las diversas obras que realizó durante su gobierno pastoral, relacionadas a la evangelización y la promoción humana. Fue Obispo Prelado de Huari durante largos 34 años, por ello la comunidad católica huarina ha significado la fecha se su onomástico número 90 saludándole y agradeciéndole por las largas décadas de entrega a la suprema causa de Dios y a al desarrollo del pueblo conchucano.
"Huarilindo", la red de integración huarina, saluda también a Monseñor Dante y eleva sus oraciones por su salud y bienestar general.http://huarilindo.ning.com/ https://www.facebook.com/huarilindo.H...
Tengo el gusto de presentarles a Mons. Dante Frasnelli, muchísimas gracias aquí por su presencia aquí en PAX TV .  Mons. Dante Frasnelli  es obispo emérito de la diócesis Huari  antes  prelatura. Lleva -ya nos dirá casi 60 años en el Perú, porque vino como misionero oblato de San José desde Italia. Vino hablar de su vocación del carisma de los oblatos de su empeño misionero especialmente en esa tierra tan querida en Huari. Muchas gracias Monseñor.

Mons. Dante Frasnelli          : Muy bien, aquí estoy a tus órdenes la primera vez que me presento a esta clase de actividades pero de todas maneras haré lo posible para darte algunas explicaciones sobre lo que te interesa saber.
                                                      : Esto les pasa a los misioneros que no tienen tiempo de contar lo que han hecho porque están siempre allí en vanguardia. Y siempre trabajando para el reino de Dios. Mons. creo que Ud. es italiano y nos puede contar un poco sus raíces familiares  como comenzó todo.
Mons. Dante Frasnelli          : Yo he nacido al norte de Italia en la provincia de Trento en un pueblito muy pequeño pero un pueblito muy religioso en donde tenía un sacerdote que era párroco aun cuando el pueblo ere muy pequeño, pero sin embargo en esa época así con  de 100 habitantes tenía su párroco.
JAB: ¿Cuál era su nombre?
Mons. Dante Frasnelli          : Darnine. Y bueno mi casa era la frente de la casa parroquial y el párroco me llamaba todos los días para servirle en la misa así que habías aprendido en latín la misa lo sabía de memoria, un día vinieron algunos sacerdotes de los padres oblatos que habían celebrado la primera misa fueron a mi pueblo a preguntar al párroco – Dice: Aquí hay un muchacho, pero dice,  lo han votado de seminario de  los Padres Venturinios de Trento lo han votado por una  cosa que me parece un poco ridícula- Dice- ¿No sé si logran convencerlo ? para ir . Entonces fueron donde mi mamá y mi mamá dijo - De ninguna manera, porque allí está la sede principal de la congregación y habían muerto dos alumnos que eren de mi pueblo entonces no quiero que vayas a morir. Y yo le dije "Mamita haré lo posible para no morir"
JAB: ¿Qué edad tenía ahí Monseñor?
Mons. Dante Frasnelli          : 12 años
JAB: ¿Cuántos hermanos?
Mons. Dante Frasnelli          : Éramos seis.
JAB: ¿Qué puesto ocupaba usted?
Mons. Dante Frasnelli          : Mi papá había muerto cuando tenía seis años.
JAB: ¿Qué puesto ocupaba usted?
Mons. Dante Frasnelli          : El segundo. Y bueno a fuerza de insistir mi madre cedió y me llevaron a Astrid.
JAB: y ¿Cómo le nació esa vocación? ¿Por qué quería ir al Seminario?
Mons. Dante Frasnelli          : Realmente la vocación ha nacido porque mi párroco recibía esa revista de los Combonianos que se llamaba la Nigricia y allí se narraba todas las aventuras de los misioneros en Áfrico en otros lugares y a mí siempre me ha gustado leer desde la primera página hasta la última  esa revista y me ha gustado la aventura. Yo me he hecho sacerdote para ser misionero para la aventura es una aventura muy bonita que ha durado casi 60 años, porque desde que entre al seminario me ha costado mucho acostumbrarme lejos de mi casa, durante la guerra tantas cosas que han sucedido.
JAB: O sea se forma en el Seminario en Trento con los Padres oblatos ¿Cómo?
Mons. Dante Frasnelli          : No, en Astrid muy lejos de mi casi, así que  allí es donde me han formado allí es donde encontré a un clérigo que después era el Padre Marco Libardoni y que después fue mi primer obispo. Él fue quien me recibió cuando yo estaba llorando entrando al Seminario, cuando me cogió del brazo y me dijo – No llores yo también soy de Trento, yo voy a cuidarte.
JAB: Los de Trento no lloran.
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto. Así que allí he nacido y estudiado en el Seminario y después al terminar la Teología los Superiores nos ha preguntado dónde queríamos ir para trabajar.
JAB: Creo que es bueno que nuestros telespectadores conozcan algo de San José Marello y de los oblatos ¿Cuál es el la figura de santidad? Y el carisma ¿No?
Mons. Dante Frasnelli          : El fundador de la congregación era un canónigo  de la Diócesis de Asti y que después naturalmente fue Obispo de  Acqui y luego de Asti.
JAB: En los tiempos de Don Bosco
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto, contemporáneos; porque la misión de mi fundador era colaborar con él; y todavía tenemos la tarjeta que le Dio a Don Bosco al fundador como colaborar y bueno el fundador nuestro cuando ha visto que las Parroquias de Monte que era una región donde había pocos sacerdotes quería formar catequistas también sacerdotes para qué ayudaran en las Parroquias donde había solamente un párroco algunas veces anciano y después naturalmente con el tiempo se volvió una congregación sacerdotal y con eso al terminal la segunda guerra mundial teníamos bastante personal y abrimos varias misiones por ejemplo la de Bolivia, Perú y México.
JAB: ¿Qué es lo específico de los Oblatos?
Mons. Dante Frasnelli          : Atender exactamente ayudar a los párrocos en las parroquias como misioneros, como ayudantes y después perfeccionó la coas y abrimos las misiones y somos ahora todos prácticamente ahora casi todos misionarios, la mayor parte estamos afuera, en el mundo.
José Antonio Benito             : Algo muy bonito que escuché en el Congreso de los Oblatos que con motivo de San José es que de alguna manera sobre todo lo que querían sobre todo formar en los jóvenes es lo que José quiso hacer con Jesús esa faceta imitadora.
Mons. Dante Frasnelli          : Claro, la primera cosa naturalmente como a imitación de los Salesianos, nosotros estábamos preparados para los oratorios que en esa época estaban en auge, pero después los oratorios se puede decir que han fracasados y ahora no existen.
JAB: Claro, ahora hay centros juveniles.
Mons. Dante Frasnelli          : Tenemos Centros juveniles naturalmente y en las misiones han tenido mucho éxito. Primero en las Filipinas, después en Brasil y después naturalmente en EE.UU y América Latina tenemos: Bolivia, Perú y México.
JAB: Aquí al Perú me hablaba que vino Mons. Marcos Libardoni ¿Cómo fue el primer momento?
Mons. Dante Frasnelli          : Eso fue un viaje muy aventurero.
JAB: ¿Han venido en barco? En ese tiempo.
Mons. Dante Frasnelli          : En barco, y vinieron hasta Argentina y en Argentina la esposa de Perón los ayudó para poder pasar, porque ellos no sabían dónde llegar en Argentina para darles un alojamiento. Entonces vinieron con el tren hasta Bolivia, de Bolivia exactamente vinieron desde Arequipa y desde Arequipa vinieron a Lima vinieron acá, pero no se sabía dónde llegaron y entonces el nuncio apostólico los han recibido y los ha enviado donde los padres salesiano donde los han alojado según cuenta Mons. Marcos  y después naturalmente Monseñor Mariano Jacinto Valdivia, Obispo de Huaraz quien había ido a Roma para pedir algunos Sacerdotes para atender la provincia de Pallasca. La provincia de Pallasca al norte de Ancash era la provincia más abandonada, ningún sacerdote quería ir allí porque eran considerados habitantes muy especiales  porque no tenían respeto por los Sacerdotes pero cuando llegamos nosotros nos recibieron con gran amabilidad, por ello estamos muy agradecidos porque la congregación del Perú no ha nacido en Lima sino en Pallasca y de Cabana naturalmente habían otras Parroquias que eran Pallasca y Conchucos.
JAB: Estamos hablando ¿De qué año estamos hablando Monseñor?
Mons. Dante Frasnelli          : Estamos hablando por los años 1948 en que se abrió la Misión de los Oblatos en el Perú.
JAB: ¿De allí viene Mons. Libardoni con un grupo?
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto con un grupo de cinco compañeros.
JAB: Usted vino cinco años después.
Mons. Dante Frasnelli          : Yo vine en el 1953 y me mandaron directamente como párroco a Pallasca donde hay una iglesia maravillosa de estilo virreinal,  del año 1950, una iglesia muy hermosa y artística.
JAB: Allí se debe sentir mucho la presencia de Santo Toribio ¿No?
Mons. Dante Frasnelli          : Naturalmente, en toda esa región.
JAB: De hecho, usted ha promovido el libro ese de Santo Toribio en el Callejón de Conchucos.
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto, Santo Toribio ha sido misionero ah. Ha visitado hasta tres oportunidades. El Padre Santiago Márquez -de santa memoria- ha escrito también un librito de Santo Toribio, y narra de que dos veces es seguro que ha pasado por  ahí por todos esos pueblos,  pero el admite una tercera vez que todavía no están documentados.
JAB: Yo he transcrito el libro Diario de la Visita y aparece claro, que fue también. Me gustó mucho ese libro cuando Mons. Marcos iba a cruzar incluso el puente.
Mons. Dante Frasnelli          : ¡Ah! Veo que has leído el prólogo del libro donde estoy narrando ese viaje que fue un viaje propio de aventureros: La verdad es que yo no sé cómo fue posible ponernos por un camino que parecía un camino que no se sabía dónde iba a parar. Cuando llegamos a ese puente de Chuspin fue cuando dije:
- Marcos – ya como has leído bajar del caballo- aquí nos podemos parar y rezar. Porque era un puente angostito y pasar a caballo pasábamos con mucha dificultad porque abajo había todavía pasaba el agua abajo el agua todavía tocaba el puente porque era el mes de junio había terminado las lluvias pero naturalmente sobre el río Yanamayo llevaba mucha agua porque ha sido una afluente muy importante del río Marañón.
JAB: ¿Qué recuerdos hay de Santo Toribio por allá? En capillas, en la gente, en este libro hay un capítulo que habla de la memoria popular de Santo Toribio pero ¿Cuál es su recuerdo de la presencia de Santo Toribio?
Mons. Dante Frasnelli          : Particularmente el IV Sínodo Limense que Santo Toribio celebró en la Parroquia de Piscobamba con la presencia de  los sacerdotes de toda esa región  y allí es donde ha dado muchos lineamientos para el Seminario particularmente para el Seminario de Santo y cómo tenían que ser los nuevos sacerdotes. Lo hemos transcrito para celebrar el año 1994, el de IV Centenario Concilio Limense.
JAB: Y la gente tiene todavía como algo de recuerdo o costumbres sobre Santo Toribio
Mons. Dante Frasnelli          : Sí en muchos pueblos se recuerda la presencia de Santo Toribio gente cerca de Piscobamaba hay un lugar que se le llaman exactamente la Cascada de Santo Toribio porque allí había un pueblo abajo que se moría de sed porque no tenía agua narra la leyenda que Santo Toribio en cierto momento con su báculo toco un roca que salió un agua la gente narra esto como un hecho real. No sabemos no hay ningún escrito sobre este acontecimiento, pero la gente lo narran, lo saben todo por estos lugares.
JAB: Claro en el proceso de beatificación hay algunos que declaran
Mons. Dante Frasnelli          : Una cosa semejante  parecido en Macate. Macate es un pueblo de la Diócesis de Chimbote y la misma cosas había sucedido cuando pasó Santo Toribio.
JAB: ¡Usted ha sido el segundo prelado? En Huari pero antes como vicario
Mons. Dante Frasnelli          : En cuanto al Santo Padre el Papá Pío XII creó la prelatura de Huari el año 1957. Entonces Mons. Marco me nombró como Vicario general yo he ido una semana antes para preparar la venida de Mons. Marco pero un año antes de crearse la prelatura el nuncio Apostólico Mons. Libardoni un Sr. Porque el Cardenal Landázuri ya había puesto el ojo sobre Mons. Marco que era entonces el párroco de la Parada .
JAB: La parada de aquí de Lima, del santuario de San José.
Mons. Dante Frasnelli          : Acá en Lima, exacto donde está el santuario de San José. Pero la parroquia al pie del cerro San Cosme y era muy amigo del Cardenal Landázuri. El cardenal Landázuri estaba pensando naturalmente  de presentarlo al Nuncio Apostólico para que lo haga su obispo auxiliar. Pero el Nuncio Apostólico le ha dicho no, a Marco lo necesito para otro asunto, y como nosotros estábamos ya en esa zona de Ancash. Entonces dijo el Nuncio Apostólico - Ahora vas a ver en donde se puede poner la capital de una futura jurisdicción eclesiástica - porque unos días antes se habían presentado unos señores muy buenos muy religiosos de la Parroquia de Huacrachucos es una parroquia   de la provincia de Marañón del Dpto. de Huánuco, pero nada tiene que ver con Huánuco. Entonces estos se presentaron en el nuncio y ha n dicho se han creado la Prelatura de Caravelí, la Prelatura de Tarma, de Chulucanas y ¿Por qué no se  puede crear una prelatura de Huacrachuco? _ ¿Dónde es Huacrachuco? _ Fuera del mundo. Entonces se le llamó a Mons. Marco Libardoni y le dijeron que fuera a ver dónde es Huacrachuco y donde exactamente se puede fundar una sede eclesiástica entonces la cosas es que se llamó a Mons. Marco Libardoni no sabíamos dónde es en esa época era difícil también ir a Huaraz y de Huaraz ir a Huari y vimos cómo están las condiciones, etc. de allí hemos pasado a Llamellín donde Santo Toribio estuvo y donde Santo Toribio escribió una carta al Emperador de España y de allí después de celebrar la fiesta de la Virgen Inmaculada el 8 de diciembre pensábamos ir a Huacrachuco y de Huacrachuco ir a Uchiza pero comenzaron unas lluvias era imposible poder caminar así que tuvimos que regresar. Después el Padre Marco me mandó exactamente a ver a Sihuas, yo nunca había estado en Sihuas, otro viaje muy a venturoso que lo estoy narrando en mis papeles del recuerdo, que ya he preparado – y después de allí presentamos el informe para ir a Pomabamba par air a Pomabamba que sería el centro de la Prelatura pero no había carretera, el único lugar donde había una carretera que era muy mala era Huari y allí se creó la Prelatura de Huari porque era el único sitio que tenía la carretera pasable para poder llegar y de allí se fundó naturalmente que la sede está alejada de todo el centro.
JAB: ¿Qué comprende la Prelatura que ahora es Diócesis?
Mons. Dante Frasnelli          : Comprende 11 provincias, que se va desde la gotera de Chimbote hasta el río Huallaga son 25 000 km2 con 3000 000 habitantes aprox. era realmente un lugar de aventuras y de misiones.
JAB: Que se va desagregar de Huaraz Mons. Dante Frasnelli            : Sí, antes pertenecía a Huaraz todo ese territorio. En Ancash antes había una sola Diócesis ahora hay tres: Chimbote, Huaraz y Huari. Chimbote para la costa, para el callejón de Huaylas está Huaraz, el Callejón de Conchucos que es el otro lado de la Cordillera blanca en dirección del Marañón, entonces allí está la Prelatura de Huari que comprende también dos provincias de Huánuco y que van hasta el río Huallaga es un lugar muy agreste, que hasta hoy hay muchas dificultades con el motivo justamente del fenómeno del terrorismo.
JAB: Son muchos años ¿Verdad? Para tan pocos minutos, pero quizás a lo mejor poder ir por partes y ya de ha sido elegido Huari y los comienzos son siempre difíciles pero apasionantes porque se ve que el Espíritu Santo como en Pentecostés y sin duda que usted tienen recuerdo de esos primeros momentos nos podría contar ¿Cómo fue el comienzo de la Prelatura?
Mons. Dante Frasnelli          : El inicio de la Prelatura ha sido una aventura casi increíble porque llegamos a Huari no había nada, dónde alojarnos, felizmente la única Parroquia que tenía conservado un pedacito de casa parroquial, pero no había párroco, entonces nos instalamos exactamente en la casa parroquial.
JAB: ¿Cuántos fueron?
Mons. Dante Frasnelli          : Yo dos Marco nada más los dos, por ahora. Llegamos solamente allí los dos; Mons. Marco cuando vino de Lima, porque de Lima a Huari se necesitaban tres días en esa época por carretera y cuando Mons. Marco en cierto momento al llegar a Chavín de Huantar pasando al Cordillera a 5 000 m rompió su carro y teníamos todo preparado en Huari lista para recibir al Obispo, según lo que había dicho iba a estar a las 11 porque había ido a Huaras y de Huaraz iba a venir pero en cierto momento se rompió el cárter del carro, el aceite se desparramó y se quedó el carro parado allí, así que  ¿Qué hacer? Mons. se sentó al borde de la carretera. Pero había un solo carro semanal que hacía servicio de pasajeros y carga que venía de Lima que iba a Huari y que regresaba y en cierto momento providencialmente llega este camión después de una hora y sobre el camión llegó a Huari.
JAB: Se fue la entrada
Mons. Dante Frasnelli          : Naturalmente que en los pueblos de Chavín, San Marcos y todo hay un rosario de pueblos allí todo mundo sabía que iba a llegar el nuevo Obispo de Huari así que tenía que parar, los discursos, las flores entreteniéndolo.
JAB: Son pueblos muy religiosos ¿No?
Mons. Dante Frasnelli          : Claro es un pueblo muy religioso, muy muy bueno y entonces llegó a Huari que era bastante tarde la gente que ya desconfiaba estaba diciendo - esto es un abroma -. Pero la gente aun cansada se quedaba esperando es que no había celulares para decir estoy aquí tal sitio espérenme. Cuando llegó el camión, entonces llegó también Mons. Marco y hubo una recepción fenomenal muy bonita. Así que ese año no había llovido desde mayo hasta esa fecha el 27 de noviembre del año 58 así que la sequía era verdaderamente un flagelo estábamos pensando que era un año digamos así de hambruna y ¿Sabe? La noche misma que llegó Mons. Marco comenzó a llover y siguió lloviendo y al gente ¡Milagro. Milagro ¡
JAB: y habrá que verse…
Mons. Dante Frasnelli          : Ah sido una cosa inolvidable.
JAB: Señal del cielo ¿No? El preludio de la lluvia de gracias que habido allí ¿No? porque tantas cosas que podríamos hablar de las vocaciones que han salido, conozco a muchos jóvenes en la facultad de Teología que han estado allí.
Mons. Dante Frasnelli          : Naturalmente que la primera preocupación del Obispo era construir un Seminario pero dónde construir el Seminario si no había ni un pedazo de tierra para construirlo porque la casa parroquial que era toda una cuadra las autoridades habían dispuesto y se había quedado un pedacito de la casa y otra parte se había cedido para otros fines quedaba un pedacito allí hasta que nosotros hemos podido recuperarla y construir una casa bastante decente pero Mons. Marco murió antes de ver la casa construida porque cuando el murió estaba los muros un metros fuera de tierra así que el pobre.
JAB: El sembró y le dijo Ahora te toca.
Mons. Dante Frasnelli          : Naturalmente digámoslo así.
JAB: Quien le recibió allá en el Seminario le va a pasar la posta.
Mons. Dante Frasnelli          : Todos los muchachos que querían ser sacerdotes  lo mandamos aquí a Barranco donde los padres oblatos donde teníamos el Seminario y han venido bastantes y alguno han perseverado y tenemos naturalmente algunos buenos sacerdotes oblatos que son del callejón de Conchucos, , pero el callejón de Conchucos siempre había sido una tierra muy fecunda de vocaciones tanto de verdad que Huari había dado varios sacerdotes a la Iglesia y también Pomabamba, Sihuas y de todas partes, pero habían ido a Huaraz porque la diócesis era en Huaraz y algunos todavía existen hay todavía sacerdotes.
JAB: De esa primera generación.
Mons. Dante Frasnelli          : Ancianos pero todavía están ahí.
JAB: ¿Cómo comenzaron a trabajar las vocaciones? ¿Por los colegios?
Mons. Dante Frasnelli          : Claro, los colegios y presentado la figura del Sacerdote del Misionero y so muchachos veían con mucho interés esta nueva apertura porque eran pocos los aquellos que podían ir a estudiar a Huaraz y a Lima y entonces naturalmente venían una forma para escapar de un pueblo donde había mucha pobreza fuera de comunicaciones había muchas pobreza.
JAB: Estamos en el año sacerdotal y de allí han salido, lo que estamos comentando, de allí han salido muchas vocaciones ¿Cuál ha sido también su misión?
Mons. Dante Frasnelli          : Bueno el ejemplo que hemos dado nosotros creo que ha influenciado para que tomen ellos una idea de ser sacerdotes de ser misioneros como nosotros hemos buscado exactamente darle buen ejemplo  hablando del Sacerdote como tenía que ser y muchos se han entusiasmado por eso que tenemos una cierta ,digamos así, una cierta frecuencia de vocaciones ahora por ejemplo en el seminario de Huari tenemos como 40 seminaristas en los años superiores entre Filosofía y Teología que está en una sitio muy hermoso como Yucay que es un Santuario de un Señor Crucificado muy venerado en toda esa zona y deberías ir a conocerlo algún día. Y te digo es la fuente de donde sacamos muchos sacerdotes cuando llegamos a Huari encontramos en todo ese territorio tres o cuatro sacerdotes y ahora todas las parroquias están con uno dos y has tres o cuatro sacerdotes en algunas parroquias.
JAB: ¿Son todos de allí de la zona?
Mons. Dante Frasnelli          : Casi todos de la zona algunos menos algunos que son fidei donum
JAB: Qué son esto de fidei donum
Mons. Dante Frasnelli          : Fidei donum es un Sacerdote que viene exactamente de una Diócesis del extranjero que vienen para trabajar para ayudar la misión de los sacerdotes de alguna jurisdicción eclesiástica. 
JAB: Pero allí está apoyando mucho el Padre Hugo.
Mons. Dante Frasnelli          : Ah claro, el Padre Hugo de Censi yo lo traje de Italia en el año 1975 después del famoso terremoto que ha destruido todo el callejón de Huaylas, el callejón de Conchucos.
JAB: Qué regalazo, el P. Hugo ¿verdad?
Mons. Dante Frasnelli          : Y de allí se podría decir que con el terremoto del año 70 ha cambiado la situación como del Antiguo al Nuevo Testamento. Con la llegada también del Padre Hugo naturalmente por supuesto que se han podido construir muchas obras en todo sentido, más que todo para la promoción humana colegios, escuelas, hospitales.
JAB: Sus sacerdotes de la OMG, Operación Matto Groso están allá
Mons. Dante Frasnelli          : Exactamente, el Padre Hugo ha venido con su organización que se llama Operación Matto Groso que no tiene nada que ver en nombre con el Perú , sino con el Brasil; es que había fundado el Padre Hugo esa organización para ayudar a Matto Groso que en esa época por los años 50' 60' que parecía la región más pobre del mundo y que en todo Europa se hablaba solamente de Mato Groso  y después naturalmente se dio cuento que no existía solamente Mato Groso sino otras regiones como Ecuador, Perú, Bolivia entonces en el Perú yo cuando fui después del terremoto del 70 fui a Italia un primo mío que era uno de los más importantes elementos de - Matto Groso dice- Dante ¿tú conoces al Padre Hugo? - Caramba  he escuchado hablar de él      pero en Roma sus hermanos los Salesianos no me han hablado muy bien    y me dice quiero hacértelo conocer. Entonces un día me lo trajo pero yo no me encontraba en mi casa se encontraba mi hermano y habló durante una hora con mi hermano y cuando llegó yo mi hermano me llama a parte me dice "Dante este es el hombre que hace por ti". Entonces-  Padre Hugo yo te recibo en mi Prelatura, en mi Diócesis- Vino y naturalmente y se mostró verdaderamente un hombre apostólico el verdadero hombre salesiano que es la verdadera reencarnación de Don Bosco
JAB: Una bendición para la Prelatura.
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto, una gran bendición y nosotros en el terremoto lo salvamos por milagro porque ese día era el día del Corpus Christi.
JAB: ¿Usted dónde estaba?
Mons. Dante Frasnelli          : Yo estaba en Huari celebrando la misa con otros dos sacerdotes y en Huari se celebra muy solemne porque hay dos procesiones una con el Santísimo sacramento y uno con todas las imágenes de los Santos que traen de todos los pueblos bien adornados en su anda y que acompañan al Santísimo y después de la procesión con el Santísimo viene la procesión con las imágenes de los santos, terminamos la procesión con las imágenes de los Santos que eran las 2 y 10 minutos a las 2 y 20 el terremoto derrumbó toda la catedral si nosotros nos quedábamos 10 minutos antes nos enterrábamos todos allí. Un verdadero milagro. 
JAB: El Padre Roberto también vino a consecuencia aquí al Perú por el terremoto y se fue a Huaraz.
Mons. Dante Frasnelli          : ¿Padre Roberto?
JAB: El Padre Roberto fundador del Canal y de la Comunidad.
Mons. Dante Frasnelli          : Ah, vino desde España
JAB: Claro. Vino precisamente para apoyar y como dice el refrán. "Dios hace remecer la tierra para que afloren Santos" porque sin duda tuvieron que trabajar a base de bien ¿Qué recuerdos tienen de esos primeros momentos? Porque fue realmente devastador como quedo Yungay.
Mons. Dante Frasnelli          : Todas las iglesias del Callejón de Huaylas y del callejón de Conchucos vinieron a tierra, todas en el suelo. La tarea de nosotros fue reconstruir todas las iglesias; de hecho, ahora todas las parroquias tienen su iglesia nueva. Así que increíble.
JAB: ¿Cómo hicieron? ¿Presentaron proyectos?
Mons. Dante Frasnelli          : ¡Eh! Como se dice, solo Dios lo sabe digo. Con el terremoto se cambió la situación ha habido mucha ayuda de todo el mundo porque ha venido en un momento que eran ya seguramente 10 ó 15 años no habido así un desastre en el mundo y por lo tanto todas las organizaciones tenían más o menos sigamos así planeado que donde hubiera algo y vino el terremoto de Ancash que ha sido devastador 72 000 muertos cuándo, donde se ha visto una cosa semejante 800 000 heridos, 200 000 sin techo así que algo catastrófico algo como el fin del mundo. Allí el Prelado se quedó como todos en la pobreza. Un Padre oblato de San José que era obispo auxiliar de Huaraz se quedó bajo los escombros y se quedó inutilizado por toda la vida y murió aquí hace poco.
JAB: ¿Cómo se llamaba?
Mons. Dante Frasnelli          : Mons. Luis Zanzottera y después el Sr. Moreno también con motivo exactamente del terremoto se quedó muy afectado y murió después de poco tiempo.
JAB: Entonces, su idea de construir de restaurar ¿Cómo lograron? ¿Formaron equipos? ¿Formaron grupos? El Obispo tenía que ir por todos lados.
Mons. Dante Frasnelli          : Exactamente, tenía que viajar por todas partes a llevar también ropa, alimentos y la ayuda de la Caritas felizmente que la Caritas FELIZMENTE QUE CARITAS  nos ha apoyado mucho y nos ha mandado tanta cantidad de víveres herramientas para reconstruir digamos la sobras destruidas y muchas cosas.
JAB: Mons. De todo su periodo allí como prelado tendrá muchas anécdotas con la gente sencilla.
Mons. Dante Frasnelli          : Muchísimas
JAB: Y también algo que a Ud. Le haya aportado ¿No? Para decir, lo sencillo. Decía Santo Toribio que le gustaba cuando venían los pobres porque "Veo en ellos a Jesús" sin duda que usted también ha aprendido ¿No? de toda esta experiencia nos puede rescatar una anécdota.
Mons. Dante Frasnelli          : Créeme que yo he aprendido más de la gente que de lo que he aprendido en los libros he estudiado lo que tenía que estudiar para ser Sacerdote pero para vivir eh aprendido de la gente la paciencia, la religiosidad, la atención estar exactamente al lado de la gente no estar exactamente en mi escritorio la gente era analfabeta no sabía escribir y por lo tanto digámoslo así no valía escribir cartas pastorales. La carta pastoral que he puesto en práctica es exactamente como la de Santo Toribio de Mogrovejo ir  a visitar a los pueblos pero no ir a visitarlo como visita de médico sino visitar exactamente para quedarme con ellos, estar con ellos, escucharlos, preguntar cuáles son sus problemas buscar cómo resolver sus problemas, saber o porque eran pobres, entonces hemos buscado de todas formas de llevar no solamente la palabra de Dios sino exactamente la promoción humana me ha preocupado mucho tanto cuanto la promoción religiosa.
JAB: El Papa recordaba ahora en Caritas in veritate la misión es la promoción más completa que se le puede dar al ser humano como usted muy bien está comentando así de integral no solo unilateral no solo la promoción humana, no solo la promoción espiritual ¿De qué manera lo han vivido? Con escuelas, con centros de salud ¡¿Cómo lo han hecho?
Padre Dante Frasnelli           : Bueno naturalmente nosotros nos hemos adaptado al medio  el medio que teníamos allá primero es de Santo Toribio entonces hemos ido a visitar primero tomar contacto con las autoridades, después tomar contacto con los colegios, con  las escuelas cuando nosotros llegamos allí en todo el callejón de Conchucos habían solamente dos colegios de secundaria uno en Huari y uno en Pomabamba ahora hay 300 colegios en esa época habían solamente dos y escuelitas habían en los pueblos más importantes en los pequeños  no había nada.    
JAB: Y cómo así como lo han hecho ¿Cómo ha sido el proceso de ir creando?
Mons. Dante Frasnelli          : Naturalmente que hemos impulsado la educación nosotros estábamos continuamente en los colegios enseñando no solo la religión sino también otros cursos y buscar exactamente estar al lado de los profesores primero los profesores eran los primeros evangelizadores en esa época habían profesores que eran tan religiosos [HR1] como nosotros los sacerdotes eran los no faltaban a la misa, no faltaban de enseñar el curso de religión que les correspondía enseñar a ellos  en esa época ahora ha cambiado totalmente.
JAB: Como hacían tenían cursos especiales con ellos iban pidiendo me imagino a las autoridades. Veo que han tenido una relación muy fuerte con las autoridades no suplantarlas sino interesarles y veo que habido un gran  protagonismo
Mons. Dante Frasnelli          : Claro el primer Congreso de Maestros Católicos en Huari tuvo lugar exactamente en el año 1962 con la presencia del Nuncio Apostólico  y con la presencia del Padre Mac Gregor, que para llevar al Padre Mac Gregor nos  hasta Huari y al Nuncio Apostólico, nos ha costado unos sudores te lo puedes imaginar pero un éxito rotundo en cuanto que han participado todos los profesores de esa zona  que eran como 600; para darle alojamiento durante tres días que ha durado el congreso para tanta gente ha sido exactamente un milagro, porque no se sabe sonde habrán dormido donde habrán comido, pero durante tres días escuchando la palabra del Obispo la palabra del Padre Mac Gregor que era un fenómeno, digo así, hablando y convenciendo a los profesores.
JAB: Porque les hablaban de implementación educativa.
Mons. Dante Frasnelli          : Claro, naturalmente, él era un Maestro sublime de esto.
JAB: Que bien. ¿Qué diferencia hay entre una Prelatura y una Diócesis?
Mons. Dante Frasnelli          : Al poco tiempo que yo he dejado, sigo así, el Obispo nuevo, Mons. Ivo Baldi ha pedido a Roma que se creara  la nueva diócesis de Huari porque ya tenía todo organizado de una forma tal que no valía la pena mantenerlo como Prelatura sino darle la categoría de Diócesis.
JAB: ¿Porque la Prelatura tienen un carácter más misional y para los comienzos?
Mons. Dante Frasnelli          : La Prelatura es una preparación, una jurisdicción que inicia la preparación para ser mañana una Diócesis, exacto, porque en el callejón de Conchucos estaba todo abandonado, pero mantenían en una forma milagrosa mantenían la fe, la gente que nosotros buenamente no podíamos explicarlo, con el argumento de la fe que ha penetrado tan fuertemente que después se ha mezclado también con elementos paganos y profanos que eso es lo malo ¿No?
JAB: Se dice de pronto 34 años al frente de una Prelatura con los años de prehistoria que le tocó estar antes ¿Cuántos Obispos? ¿Cuántos párrocos? a mejor a los cinco años se quiebra se cansan ¿Cómo ha vivido? ¿Cuál era su fuente para no desanimarse? Para seguir adelante ¿no?, porque cuantas dificultades también de terremotos, de lluvias ¿No? Seguro que habido alguna Sacerdote que se lo deja otras dificultades ¿Cómo ha sido la vida de Mons. Dante?
Mons. Dante Frasnelli          : Bueno, as dificultades primero la pobreza extrema, cuando nosotros llegamos era una pobreza, digo así, desastrosa, que era difícil hablar de Dios a gente que tenía hambre hemos tenido que buscar la forma de poder exactamente por intermedio de la Cartas de dar exactamente también alimento del cuerpo. En segundo lugar, ha habido terremoto. El terremoto naturalmente ha cambiado la situación de una forma radical, pero después del terremoto ha llegado también el desastre del terrorismo que nos ha mantenido durante 12 años en una situación de mucho peligro cuántas veces me han amenazado, cuántas veces exactamente eh estado al borde de la muerte.
JAB: ¿Le llamaban por teléfono?, ¿le escribían?
Mons. Dante Frasnelli          : Escribían, por teléfono no.
JAB: y ¿qué razón le daban? un Obispo es un hombre de bien
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto tenían razón que yo no tenía que predicar yo tenía que estar en mi casa sino directamente - lo vamos a matar - y toda la gente digamos la autoridades todos se escaparon: el médico, el subprefecto, el alcalde, porque todos estaban amenazados. Yo dije "si vienen hacerme algo me mataran a mí. Pero no mataran familias, etc". Pero un día intentó matarme, porque pusieron una bomba pero felizmente ha sido en el momento en que yo terminaba la misa y que estaba saliendo y la bomba explosionó y se cayó todo sobre el altar donde estábamos celebrando la misa, pero felizmente me salvé de milagros. Y pusieron la bomba porque ellos dijeron "El pueblo debe estar en oscuras 8 días". Pero yo tenía mi motor, el generador de electricidad yo inocentemente lo prendí para mi casa, para la Catedral y entonces se vengaron y han dicho "esta me la vas a pagar" pero no lo han dicho lo han hecho y durante mucho tiempo muchas amenazabas o de escaparme o de dejas dinero  en tal sitio pero yo nunca he dejado dinero ni nunca he escapo si quieren venir que vengan hasta acá. Y un día vieron a tomar lonche a mi casa para ver que estaba haciendo. Querían saber que estaba haciendo y que cosas estaba diciendo de ellos.
JAB: Entonces usted sabía que eran terroristas.
Mons. Dante Frasnelli          : Sí, porque el Párroco de Aropampa vino con su carro entró el primero y dijo. Acá hay tres compañeros que quieren venir a visitarle. Ah caramba que pasen, eran las 4 de tarde, que pasen a tomar lonche. Uno entró los otros se quedaron en el carro. Y conversamos largo rato ¿No? y me contó exactamente que él había sido acólito una vez, que era acólito de una Parroquia me dijo todavía que era la Parroquia de Llamelín y me preguntó si el Padre talque era párroco estaba todavía ahí que venía de la Selva. Había hecho desastre allí el terrorismo ha golpeado mucho en San Marcos a golpeado mucho, en San Marcos ha matado como 40 personas, en Chavín también, en
[…]. Huaytuna a la policía lo han matado allí en la calle en una forma bárbara y después han secuestrado a un Sacerdote con tres monjas que se iban a Lima y han hecho no puedo contarte todo porque estaríamos aquí hasta la noche.
JAB: y que difícil organizar a la Comunidad para que no se dé la venganza.
Mons. Dante Frasnelli          : Y me decían le vamos a dar  unos dos o tres  policías para que lo cuiden a usted. No dije, si m e matan me van a matar a mi nos no a dos o cuatros policías prefiero ir solo - Pero no salga solo- Pero como si tenía que realizar visita pastoral. ¿Qué hago?
JAB: El pastor que da la vida por sus ovejas
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto.
JAB: Y ¿Cómo le ayuda la oración en esos momentos? ¿Cómo era su unión con Cristo?
Mons. Dante Frasnelli          : Ah bueno. Eso ya no se puede exactamente contar porque en realidad no hay palabras para decirlo. Todos los días en encomendaba al Señor "Si tú quieres exactamente que me quede para hacer algo me quedo. Si quieres recogerme me recogerás, yo estoy en tus manos". Pero mis Sacerdotes muy buenos me ayudaron en todo allí y eran fieles y mantenían exactamente la fe y mantenían allí su lugar, ninguno de ellos se escapó al ver que el Obispo se quedaba, nosotros también nos quedamos.   
JAB: Cuantas gracias hay  que dar por todo lo que nos está narrando. Se nos ha ido el tiempo. Creo que va a visitar enseguida Huari que sin duda es para agradecer al Señor tanto bien que ha hecho y para seguir esa siembra generosa. Cuanto bien allí. Me contaba que incluso le ha tocado bautizar, confirmar hasta al Presidente Toledo ¿Cómo era eso?
Mons. Dante Frasnelli          : Cuando era niño me tocó ir a San Vicente de Ferrer que es un caserío a 5 a 10 km de distancia de Cabana el párroco estaba enfermo el párroco de Cabana entonces me suplicó para ir a celebrar la Fiesta patronal de ese pueblo  y me tocó bautizar 40 niños y entre ellos chicos y grandecitos estaba exactamente él.
JAB: Don Alejandro Toledo, pues pedimos por él y pro todos los que ha bautizado. Para usted será un recuerdo grande los Sacerdotes que ha consagrado. Recuerda cuántos.
Mons. Dante Frasnelli          : He consagrado como 40 Sacerdotes muchos de ellos que ha perseverado y otros lamentablemente lo han dejado
JAB: ¿Para la Diócesis?
Mons. Dante Frasnelli          : Exacto, todo para la Diócesis. La gloria más grande, no voy a aventarme, porque todo es gloria de Dios. Pero exactamente el Seminario de Pumayucay con la ayuda del Padre Hugo hemos formado uno de los mejores Seminarios que hay exactamente en el Perú, porque naturalmente salen todos los años varios Sacerdotes.
JAB: ¿Para la Diócesis de Huari?
 Mons. Dante Frasnelli         : Algunos de ellos van a Bolivia, a Brasil y algunos vienen de Italia de la Operación Mato Groso algunos voluntarios italianos vienen y naturalmente se preparan y regresan a Italia para el Movimiento de la Operación Mato Groso después regresar naturalmente para trabajar allí´. Hay varios italianos. Ahora hemos mandado también Sacerdotes a Cajamarca, a Huánuco, a Chuquibambilla y a Cusco y tenemos varias misiones de Sacerdotes que se han ido y a Pucallpa porque en Pucallpa han hecho Obispó al Director del Seminario.
JAB: ¿La fe se fortalece dándose?
Mons. Dante Frasnelli   :Exacto
JAB: Hemos hablado de actividades. Para terminar ya son muchos años siendo Sacerdote también como Prelado estamos en el año Sacerdotal ¿qué les diría especialmente a los Sacerdotes y a los jóvenes que se están preparando para este don y esta misión?
Mons. Dante Frasnelli   : Eso se hará, esperamos que tenga mucho éxito este congreso que ha convocado el Papa para celebrar exactamente el mes de junio la jornada mundial de los Sacerdotes donde espero estar allí.
JAB: ¡Qué maravilla!  Pues nosotros vamos a unirnos en oración también y la oración final.
Mons. Dante Frasnelli   : Muy bien, lo que te puedo decirte que puedas seguir haciendo un gran apostolado como lo estás haciendo, me han gustado muchos tus palabras . Cuando presentabas el libro "Peruanos ejemplares. Discípulos y Misioneros" he pensado que mucho mejor que el libro hubiera sido una película o de dibujos animados; porque eso sería exactamente un éxito rotundo. La gente hoy, muy poco lee.
JAB: Se hará la película ya verá.
Mons. Dante Frasnelli   : Seguro.
JAB: Monseñor, se nos fue el tiempo; ¿nos puede dar la bendición final?
Mons. Dante Frasnelli   : Encantado. Que la bendición de Dios todo poderos Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ti y permanezca siempre, amén.
JAB:                                       :Gracias


Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal