viernes, 24 de julio de 2015

Rumbo al Perú, las vacaciones misioneras de doce universitarios

Rumbo al Perú, las vacaciones misioneras de doce universitarios


Cuando la campanada estival tañe para vacaciones, los planes se disparan y la mayoría de ellos tiene que ver con los kilómetros de vuelo y el turismo más sofisticado. El de estos doce jóvenes está muy bien programado. Es la conclusión de lo que vienen haciendo a lo largo del año: colaborar con la misión de Perú. Han formado dos equipos, uno que ya está en ceja de selva, San Ramón, departamento de Junín, que tiene como obispo al croata Gerardo Zerdín, quien habla unas 10 leguas nativas, y el P. Alfonso Tapia, matemático burgalés, párroco de la provincia, rector del seminario y vicario de la diócesis. Apoyarán en arreglos materiales de la casa, seminario, catequesis y las visitas a las comunidades. El otro equipo estará en apoyo de la Milicia de Santa María de Arequipa, y tendrá un concierto musical en la UNSA (Universidad Nacional de San Agustín), un campamento formativo de jóvenes, visitas misioneras en el Colca, misión apostólica en el santuario mariano de Copacabana.

A mí me tocó recibirlos en el aeropuerto de Lima, guiarles por la inabarcable y sorprendente Lima, les llevé a mi programa EL PUENTE (http://paxtvmovil.org/ )para que compartiesen su ilusión por convertir su profesión en una misión, las actividades formativas y recreativas como entrenamiento, recaudar fondos, difundir el programa. Lo hicieron con alegría, con pasión, con la palabra, la música, con vida.

Nos están demostrando que lo que les importa no es el dinero ni la comodidad, el yo, sino el darse, el proyectarse, servir en gratuidad mediante un compromiso solidario. Quieren hacer lío como les ha propuesto el Papa Francisco, llegar a las periferias que más lo necesitan, conscientes de que han sido elegidos por Dios para esta bella misión. Sin orgullos ni complejos, desde una sensata y humilde realidad, de saberse instrumentos de Cristo, en cálida vida de familia y profunda amistad, ya lo hicieron en España, entre sus compañeros y familiares, y ahora lo están haciendo en el Perú. Gracias, amigos, por provocar estos encuentros. Donde Dios nos planta –decía Teresa de Calcuta- hay que florecer. Gracias por venir a esta tierra milenaria, síntesis viviente de cientos de culturas, especialmente la inca y la española, hoy tan múltiple y global, pero con su identidad humanista y cristiana.

Pongo vuestro nombre en mi blog para que  vuestros amigos sigan rezando por esta gran misión de hacer un mundo nuevo como Cristo nos enseñó y para que vuestro verano sea un auténtico magníficat, una visitación, como lo fue el viaje de María a Isabel. Gracias, mis amigos militantes de Santa María: Pablo Sanz, 3° de INEF,  y Jesús García, 19 años, 2° Economía y Finanzas, Madrid; Daniel Díez y Tomás Cantero, Enfermería; Asís García, Educación Primaria; Miguel  Martínez, Grado Superior; Francisco Saiz, Ingeniería Informática, Burgos; José María Ausín, Historia y Patrimonio, de Burgos; Isaac Merenciano Lucas, Filosofía, Murcia; Teodoro Oliva Heras, profesor de la ESO, en Cáceres; Alberto Berasaín, ingeniero industrial, y mi hermano Juan Luis, chef en Zamora, salmantino.

¡Yo soy RUMBO AL PERÚ!

José Antonio Benito

Más datos: https://www.facebook.com/joseantonio.benitorodriguez; https://www.facebook.com/RumboAlPeru?
Leer todo...

jueves, 23 de julio de 2015

ISABEL MÉNDEZ, SIERVA DE SAN JOSÉ, SALMANTINA, CAMINO A LOS ALTARES

OTRA ESPAÑOLA DEL SIGLO XX, HACIA LOS ALTARES

El Papa aprueba las virtudes heroicas de varios fieles contemporáneos

El Papa ha aprobado los decretos de virtudes heroicas de siete nuevos Siervos de Dios, entre los que está la española sor Isabel de María Inmaculada, de las Siervas de San José. Casi todos ellos han vivido –al menos buena parte de su vida– durante el siglo XX.

23/07/15 8:53 AM | Imprimir | Enviar

(Alfa y Omega) Sor Isabel Méndez Herrero, conocida en su vida religiosa como Isabel de María Inmaculada, de la Congregación de las Siervas de San José, nació en Castellanos de Moriscos (Salamanca), el 30 de agosto 1924. Según consta en su Causa de canonización, siempre tuvo una clara vocación misionera, que una grave enfermedad vino a transformar en una mayor entrega. «Tus pulmones se deshacen», le dijeron los médicos, pero ella, «aunque no recibí la invitación con alegría», respondió: «Desde ahora seré misionera por el sufrimiento y la oración. Estoy contenta. Mi vida por todos».

Pese a su enfermedad, llevó «el sufrimiento oculto en una sonrisa», como reconocerían después sus hermanas de congregación; y «nadie se separaba de su lado sin que le contagiase algo de Dios».

En julio de 1950, Isabel, desahuciada, confiesa: «Dicen que mi caso es grave, pero sé que el Señor me sostiene igual, con pulmones o sin ellos». Son tiempos de luz –«¿Orar? No pienso nada, siento a Dios cerca»– y de sombras –«Son muy oscuras las tinieblas… Mi oración es ahora al pie de la cruz»–. Hasta que el 28 de diciembre de 1953, a mediodía, muere diciendo: «Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo».

El Papa ha aprobado las virtudes de otros seis Siervos de Dios. Especialmente llamativo es el caso del obispo ucraniano Andrej Szeptyckyj, metropolitano de Halyc, que dedicó su ministerio a la reconciliación entre ortodoxos y católicos, y que, durante la ocupación nazi de su país, refugió a 160 judíos. Están también en la lista monseñor Giuseppe Carraro, obispo de Verona; Agustín Ramírez, fundador de la Congregación de las Hermanas Siervas del Señor de la Misericordia; Simpliciano della Natività, fundador de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones; la mexicana María del Refugio Aguilar, fundadora de la Congregación de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento; y Marie-Thérese Dupouy Bordes, fundadora de la Congregación de las Misioneras de los Sagrados Corazones de Jesús y María.

Leer todo...

viernes, 17 de julio de 2015

MONSEÑOR PEDRO EDUARDO VILLAR CORDOVA DECANO DE LA ARQUEOLOGÍA PERUANA. PADRE DE LOS ESTUDIOS RUPESTRES DE LIMA

MONSEÑOR PEDRO EDUARDO VILLAR CORDOVA

DECANO DE LA ARQUEOLOGÍA PERUANA. PADRE DE LOS ESTUDIOS RUPESTRES DE LIMA

Gracias a los textos de José Manuel Guzmán Pacheco y las fotos de Mariana Mould  de Pease pretendemos dar a conocer su singular personalidad y gran obra. Contamos también con documentación enviada por Melecio Tineo desde el archivo de Huacho y que se refiere a datos puntuales de sus padres y su partida de bautismo.

En el distrito de Ancón, donde tuve la suerte de conocerlo y disfrutar de su amable compañía, era frecuente verlo pasar en su habitual caminata desde la Iglesia de San Pedro hasta su casa en urbanización Miramar (kilómetro y medio), ya que en esa época (década del 60), no existían las anconetas (preludio de los taxis-cholos), ni los buses ingresaban a la urbanización. "El caimán", pequeño camión acondicionado para pasajeros con toldo incluido,  propiedad de la Marina del antiguo Polvorín, hoy Cuartel General de Infantería de la Marina del Perú  gentilmente accedía a levantar caminantes encontrados en ese tramo. Paso ligero, firme, mirada profunda pero apacible, con la sencillez propia de los grandes hombres. Hábito negro que obligaban respeto y cordialidad en el saludo. Conversar con él, era fascinante: cada palabra, cada movimiento de sus manos, cada gesto, producían la viva atención y, en muchos casos, la sorpresa de conocer la sabiduría de civilizaciones que nos han antecedido miles de años allí, en el sitio de nuestra conversación. Claro, sorpresa e indignación por el abandono de un cementerio pre-inca, convertido en basural, donde fueron encontrados objetos arqueológicos trasladados al Museo Etnográfico de Berlín (1,874) encontrados por los arqueólogos Wilhelm Reiss y Alfons Stubel y la publicación en alemán, inglés y francés en tres volúmenes de Las Necrópolis de Ancón. Max-Uhle descubrió en los basurales o restos lo que él llamó Kioken Modinger. Julio C. Tello continuó los trabajos de Max-Uhle descubriendo un tipo de cerámica monocroma. Lo más sorprendente, se encontraron gasas, (tules) traslúcidas con dibujos de peces, pájaros y diseños geométricos. Personalmente, Monseñor fue un ser privilegiado, eminente, de muy grata recordación

Nacido en Canta el 01 de agosto de 1,900, hijo de Severino Villar Ruiton y de doña Felícitas Córdova Ygreda, mantuvo una entrañable relación con Ancón llegando a ser Párroco de la Iglesia de San Pedro, patrono de la ciudad y Capellán Castrense destacado en la base de hidroaviones de la Marina, hoy Escuela de Supervivencia en el Mar bajo el comando de la Fuerza Aérea. Doctor en Teología, Derecho Canónigo y en Letras (especialidad de historia, Arqueología y Etnología). Miembro de muchas instituciones científicas y culturales como la Academia de Historia de Madrid y la Sociedad Americanista de París, profesor Emérito de la Universidad de San Marcos, Canónigo de la Basílica de Lima y Obispo Honorario designado por Su Santidad Paulo VI.

Sus estudios basados en información antropológica, etnográfica, lingüística y en el necesario registro arqueológico, sumado a un conocimiento profundo de la sierra limeña, pudo descubrir valiosos centros arqueológicos como Chiprak, Rupak, Añay. Afirmaba que el enigma de la escritura peruana estaba en  quilcas (arte rupestre) palabra presente en todos los diccionarios quechuas y aymaras. Escritura ideográfica, relacionada con la cultura Chavín. Checta, entre las cuencas del río Supe hasta la cuenca del río Lurín, Chocas, Pucará, Quivi, descubriéndose al menos 500 quilcas o petroglifos que corresponden a 4 períodos culturales diferentes:

-          1° hacer pequeños hoyos (2,500 a. de Cristo a 2,000 a. de C.);

-          2° formas abstractas geométricas (círculos, puntos, espirales, 2,200 a 1,000 a. de C.);

-          3° motivos seminaturalistas (1,200 a  600 a. de C.); y

-          4° representa amarus (serpientes, 800 a 200 a. de C.)

Trabajos realizados en Quivi lo menciona en su famoso clásico "La Arqueología de Lima" de 1935.

La quilca de Pucará se relaciona (posteriores estudios) a las quilcas de Checta y Quivi, conformando un mismo contexto cultural. Con Chocas más importantes del valle, se logra articular argumentos de cronología de Checta y Pucará como contemporáneas entre sí.

Se conservan unos 500 petroglifos (grabados en piedra) que están siendo investigados y que podrían ser un antepasado de lo que hoy es escritura (4,500 años a. de C.)

Cabe destacar también, de los estudios de Monseñor lo referente al arte figurativo (descubierto en 1935), que tiene el zorro y la llama, el busto arcilloso del músico, la mirada fija de un disco de barro con rasgos antropomorfos de dios amenazante, flanqueado  por dos animales sobrenaturales con ojos en forma de media luna.

Monseñor afirmaba: "la representación del pensamiento por medio de la escritura ideográfica parece expresarse de alguna manera mediante la pictografía, el litograma o petroglifos, cuyos trazos denotan un esfuerzo ideológico en la representación de estos símbolos que muestran las modalidades de una escritura rudimentaria".

En 1935 Monseñor recorre parte de los territorios de los Atavillos, descubriendo los restos arqueológicos, materiales culturales, históricos y mitos de la zona, su zona.

Makatampu (tambo o mesones), las primeras referencias de este complejo las dio Monseñor, quien las denominó Macat, antes de su destrucción (1,940) en excavaciones se recuperaron 800 especímenes de tumbas asociadas a arquitectura de adobe y piedras de canto rodadas. Se desarrolló en los valles de Chancay, Chillón, Rímac y Lurín con grandes centros urbanos, con enormes pirámides (Maranga, ciudad universitaria de San Marcos, parque de las Leyendas. Pucllana, Granados, Sta. Felicia, Catalina Huanca y las huacas Túpac Amaru, Trujillo y Nievería con temprana desaparición del sitio arqueológico por expansión urbana.

Desde su casa en Miramar, que aún se niega a aceptar su abandono y soledad, edificada como parte de un proyecto de irrigación en la pampa con el abundante agua del subsuelo (tenía 2 pozos), dirigió sus investigaciones de campo en las desoladas pero hermosas pampas y quebradas entre Pasamayo y Ancón, esfuerzos, desvelos que no fueron en vano, pues descubrió a la ciencia la antiquísima cultura Lítica de Canario ( 10 a 12 mil años a. de Cristo) hecho fundamental de nuestra arqueología y los llamados Conchales de Ancón, ambos, evidencias de que los antiguos habitantes de nuestro querido balneario, habían molido semillas, cuando en los actuales desiertos de arena, debido a otro clima, prosperaba, lozana y vital una abundante vegetación. Difundió sus investigaciones en diversas revistas científicas, periódicos, congresos y libros. En 1935 publicó Las culturas Prehispánicas del departamento de Lima. Biológicamente fallece un 07/12/76, no así sus importantes descubrimientos y obras de nuestro pasado que vivirán por siempre y que estamos obligados a difundir. Siento que estamos en deuda a su memoria por la pasión y enormes esfuerzos que realizó para legarnos el conocimiento de un valioso patrimonio que aún no sabemos apreciar.

Duccio Bonavia refiriéndose a la arqueología peruana decía "no existe conciencia en el país, a ningún nivel, de su real importancia". Hago mía la frase: "Si no conocemos nuestro pasado histórico, será difícil enfrentar el futuro"

José Manuel Guzmán Pacheco.  Miramar/Ancón.

Leer todo...

ARZOBISPADO DE TRUJILLO CLARIFICA SU ACTUACIÓN EN LAS OBRAS DE LA CAPILLA DEL COLEGIO SEMINARIO SAN CARLOS Y SAN MARCELO. RESPALDO DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA

A LA OPINION PÚBLICA

La Universidad Católica de Trujillo "Benedicto XVI", ante el modo como el Ministerio de Cultura viene abordando la ejecución de las obras que se realizan en el Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo de Trujillo y las calificaciones tendenciosas de algunas personas sobre el particular, expresa:

1.    El "Proyecto de ejecución de obras de restauración, demolición y reconstrucción del Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo", presentado por el Arzobispado de Trujillo y aprobado mediante Decreto Supremo N° 004-2011-ED,concretiza la voluntad del Estado Peruano de "garantizar la seguridad e integridad de los estudiantes, docentes y trabajadores administrativos de dicha Institución Educativa".

 

2.    La vigente ley del Patrimonio Cultural de la Nación ha previsto diferentes tipos de intervenciones para los monumentos calificados como patrimonio cultural: "edificación nueva, remodelación, restauración, ampliación, refacción, acondicionamiento, demolición, puesta en valor o cualquier otra"; (Cfr. Art. 22.1 de la Ley N° 28296). Imponer únicamente el procedimiento de la conservación en el tratamiento del Colegio Seminario, como pretende la Dirección de Patrimonio Histórico, Colonial y Republicano del Ministerio de Cultura, dejando de lado las otras posibilidades de intervención, contraviene el espíritu de la presente ley.

 

3.    No debemos olvidar que el Estado Peruano a través de la ley N° 32320 modificó el requisito de la autorización previa para la ejecución de obras en los monumentos culturales con el propósito de superar la enorme dificultad que constituía esta exigencia para la intervención de los monumentos; y que  desde octubre del 2014 el Ministerio de Cultura eliminó de su Texto Único de Procedimiento Administrativos, el procedimiento de revisión de anteproyecto o proyecto de intervención en Bienes Culturales Inmuebles. La inaplicación de esta nueva normativa en el tratamiento del Colegio Seminario constituye un abuso del derecho y una grave injusticia.

 

4.    La ejecución de esta obra que se aprobó merced a un Decreto Supremo refrendado por el Presidente de la Republica y el Consejo de Ministros, obliga a las instituciones del Estado a garantizar que las obras del Colegio Seminario se culminen en los términos establecidos en el referido Decreto. La actitud negativa de algunos funcionarios del Ministerio de Cultura de obstaculizar esta tarea, violenta el principio de unidad del Estado, merece el rechazo social y exige la debida sanción.

 

5.    No se puede aceptar la actitud dilatoria del Ministerio de Cultura frente a la calificación de la infraestructura del Colegio Seminario como "RIESGO MUY ALTO", hecha por diversas instituciones técnicas (Colegio de Ingenieros del Perú, Consejo Departamental La Libertad, Oficina Regional de  Defensa Nacional, Sub Gerencia de Defensa Civil de la Oficina Regional de Defensa Nacional), las mismas que recomendaban su inmediata demolición. Este proceder atenta gravemente contra la obligación que todos tenemos de salvaguardar la vida humana.

 

6.    Es derecho del Arzobispado de Trujillo y obligación del Estado poner todos los medios para proteger la integridad de los alumnos, docentes y transeúntes de la zona.

 

7.    El aporte del Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo en la historia de Trujillo, La Libertad y el Perú, nos obliga a poner todos los medios para lograr la continuidad de su excelsa labor educativa en su local institucional con las condiciones de seguridad que esta exige.

 

8.    Rechazamos las calificaciones falsas o distorsionadas con las que algunas personas han pretendido desinformar a la opinión pública y desfigurar los esfuerzos para poner en valor este importante patrimonio religioso.

 

9.    Estamos muy seguros que una vez concluida esta obra será orgullo de Trujillo porque se ha puesto en valor al Colegio más antiguo y de mayor trascendencia en el norte del Perú. 

 

La Universidad Católica de Trujillo Benedicto XVI, renueva su apoyo al Arzobispado Metropolitano de Trujillo en la ejecución de las obras que se vienen realizando en el Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo de Trujillo.

 

Trujillo, 17 de julio de 2015.

22:00 (hace 43 minutos)

ARZOBISPADO DE TRUJILLO DESMIENTE DEMOLICIÓN DE CAPILLA DE COLEGIO SEMINARIO

Ante la falsa información que la Capilla del Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo habría sido demolida o afectada en sus estructuras, el Arzobispado de Trujillo, desmiente totalmente esta versión.

El expediente técnico, que se elaboró a partir del año 2008 con el propósito de conseguir la subvención del Estado para el "Proyecto de ejecución de obras de restauración, demolición y reconstrucción del Colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo", nunca consideró demoler la estructura de esta Capilla, puesto que tiene un gran valor histórico y su análisis estructural constató que esta edificación era la única que se conservaba desde la época colonial.

Se debe subrayar que las mayores intervenciones que han sufrido las estructuras de la Capilla del Colegio Seminario se realizaron a antes del siglo XX con las modificaciones hechas en su parte exterior del Jr. San Martín, con el propósito de facilitar la vereda para los transeúntes y, cuando se cubrió su atrio para posibilitar nuevos ambientes al servicio educativo.

El Arzobispado de Trujillo, rechaza la actitud malintencionada de aquellas personas que buscan desinformar a la opinión pública y renueva su compromiso de trabajo por el cuidado y puesta en valor de su patrimonio religioso.


Trujillo, 17 de Julio 2015


Adjuntamos registro fotográfico actual de la Capilla del colegio Seminario San Carlos y San Marcelo.

 

Oficina de Prensa del Arzobispado de Trujillo
Jr. orbegoso 451- Centro Cívico/ Fono +51-044-231474


Twitter:          https://twitter.com/Arztrujillo

Leer todo...

EL LÍO PROPUESTO POR EL PAPA A LOS JÓVENES: CORAZÓN LIBRE, GENEROSO, ESPERANZADO, EN JESÚS

ENCUENTRO CON LOS JÓVENES DISCURSO DEL SANTO PADRE

Costanera de Asunción, Paraguay Domingo 12 de julio de 2015

Queridos jóvenes, buenas tardes.

Después de haber leído el Evangelio, Orlando se acercó a saludarme y me dijo: "Te pido que reces por la libertad de cada uno de nosotros, de todos". Es la bendición que pidió Orlando para cada uno de nosotros. Es la bendición que pedimos ahora todos juntos: la libertad. Porque la libertad es un regalo que nos da Dios, pero hay que saber recibirlo, hay que saber tener el corazón libre, porque todos sabemos que en el mundo hay tantos lazos que nos atan el corazón y no dejan que el corazón sea libre. La explotación, la falta de medios para sobrevivir, la drogadicción, la tristeza, todas esas cosas nos quitan la libertad. Así que todos juntos, agradeciéndole a Orlando que haya pedido esta bendición, tener el corazón libre, un corazón que pueda decir lo que piensa, que pueda decir lo que siente y que pueda hacer lo que piensa y lo que siente. ¡Ese es un corazón libre! Y eso es lo que vamos a pedir todos juntos, esa bendición que Orlando pidió para todos. Repitan conmigo: "Señor Jesús, dame un corazón libre. Que no sea esclavo de todas las trampas del mundo. Que no sea esclavo de la comodidad, del engaño. Que no sea esclavo de la buena vida. Que no sea esclavo de los vicios. Que no sea esclavo de una falsa libertad, que es hacer lo que me gusta en cada momento". Gracias, Orlando, por hacernos caer en la cuenta de que tenemos que pedir un corazón libre. ¡Pídanlo todos los días!

Y hemos escuchado dos testimonios: el de Liz y el de Manuel. Liz nos enseña una cosa. Así como Orlando nos enseñó a rezar para tener un corazón libre, Liz con su vida nos enseña que no hay que ser como Poncio Pilato: lavarse las manos. Liz podía haber tranquilamente puesto a su mamá en un asilo, a su abuela en otro asilo y vivir su vida de joven, divirtiéndose, estudiando lo que quería. Y Liz dijo: "No, la abuela, la mamá…". Y Liz se convirtió en sierva, en servidora y, si quieren más fuerte todavía, en sirvienta de la mamá y de la abuela. ¡Y lo hizo con cariño! Hasta tal punto –decía ella–, que hasta se cambiaron los roles y ella terminó siendo la mamá de su mamá, en el modo como la cuidaba. Su mamá, con esa enfermedad tan cruel que confunde las cosas. Y ella quemó su vida, hasta ahora, hasta los 25 años, sirviendo a su mamá y a su abuela. ¿Sola? No, Liz no estaba sola. Ella dijo dos cosas que nos tienen que ayudar: habló de un ángel, de una tía que fue como un ángel; y habló del encuentro con los amigos los fines de semana, con la comunidad juvenil de evangelización, con el grupo juvenil que alimentaba su fe. Y esos dos ángeles –esa tía que la custodiaba y ese grupo juvenil– le daban más fuerza para seguir adelante. Y eso se llama solidaridad. ¿Cómo se llama? [Responden los jóvenes: "Solidaridad"]. Cuando nos hacemos cargo del problema de otro. Y ella encontró allí un remanso para su corazón cansado. Pero hay algo que se nos escapa. Ella no dijo: "Hago esto y nada más". ¡Estudió! Y es enfermera. Y haciendo todo eso, la ayuda, la solidaridad que recibió de ustedes, del grupo de ustedes, que recibió de esa tía que era como un ángel, la ayudó a seguir adelante. Y hoy, a los 25 años, tiene la gracia que Orlando nos hacía pedir: tiene un corazón libre. Liz cumple el cuarto mandamiento: "Honrarás a tu padre y a tu madre". Liz muestra su vida, ¡la quema!, en el servicio a su madre. Es un grado altísimo de solidaridad, es un grado altísimo de amor. Un testimonio. "Padre, ¿entonces se puede amar?". Ahí tienen a alguien que nos enseña a amar.

Primero: libertad, corazón libre. Entonces, todos juntos: [Los jóvenes repiten cada frase] "Primero: corazón libre". "Segundo: solidaridad para acompañar". Solidaridad. Eso es lo que nos enseña este testimonio. Y a Manuel no le regalaron la vida. Manuel no es un "nene bien". No es un "nene", no fue un "nene", no es un chico, un muchacho hoy, a quien la vida le fue fácil. Dijo palabras duras: "Fui explotado, fui maltratado, a riesgo de caer en las adicciones, estuve solo". Explotación, maltrato y soledad. Y en vez de salir a hacer maldades, en vez de salir a robar, se fue a trabajar. En vez de salir a vengarse de la vida, miró adelante. Y Manuel usó una frase linda: "Pude salir adelante porque en la situación en que yo estaba era difícil hablar de futuro". ¿Cuántos jóvenes, ustedes, hoy tienen la posibilidad de estudiar, de sentarse a la mesa con la familia todos los días, tienen la posibilidad de que no les falte lo esencial? ¿Cuántos de ustedes tienen eso? Todos juntos, los que tienen eso, digan: "¡Gracias Señor!" [Los jóvenes repiten: "¡Gracias Señor!"]. Porque acá tuvimos un testimonio de un muchacho que desde chico supo lo que era el dolor, la tristeza, que fue explotado, maltratado, que no tenía qué comer y que estaba solo. ¡Señor, salvá a esos chicos y chicas que están en esa situación! Y para nosotros, ¡Señor, gracias! ¡Gracias, Señor! Todos: ¡Gracias, Señor!

Libertad de corazón. ¿Se acuerdan? Libertad de corazón; lo que nos decía Orlando. Servicio, solidaridad; lo que nos decía Liz. Esperanza, trabajo, luchar por la vida, salir adelante; lo que nos decía Manuel. Como ven, la vida no es fácil para muchos jóvenes. Y esto quiero que lo entiendan, quiero que se lo metan en la cabeza: "Si a mí la vida me es relativamente fácil, hay otros chicos y chicas que no le es relativamente fácil". Más aún, que la desesperación los empuja a la delincuencia, los empuja al delito, los empuja a colaborar con la corrupción. A esos chicos, a esas chicas, les tenemos que decir que nosotros les estamos cerca, queremos darles una mano, que queremos ayudarlos, con solidaridad, con amor, con esperanza.

Hubo dos frases que dijeron los dos que hablaron, Liz y Manuel. Dos frases, son lindas. Escúchenlas. Liz dijo que empezó a conocer a Jesús, conocer a Jesús, y eso es abrir la puerta a la esperanza. Y Manuel dijo: "Conocí a Dios, mi fortaleza". Conocer a Dios es fortaleza. O sea, conocer a Dios, acercarse a Jesús, es esperanza y fortaleza. Y eso es lo que necesitamos de los jóvenes hoy: jóvenes con esperanza y jóvenes con fortaleza. No queremos jóvenes "debiluchos", jóvenes que están ahí no más, ni sí ni no. No queremos jóvenes que se cansen rápido y que vivan cansados, con cara de aburridos. Queremos jóvenes fuertes. Queremos jóvenes con esperanza y con fortaleza. ¿Por qué? Porque conocen a Jesús, porque conocen a Dios. Porque tienen un corazón libre. Corazón libre, repitan. [Los jóvenes repiten cada una de las palabras] Solidaridad. Trabajo. Esperanza. Esfuerzo. Conocer a Jesús. Conocer a Dios, mi fortaleza. Un joven que viva así, ¿tiene la cara aburrida? [respuesta de los jóvenes: "No"] ¿Tiene el corazón triste? [respuesta de los jóvenes: "No"]. ¡Ese es el camino! Pero para eso hace falta sacrificio, hace falta andar contracorriente. Las Bienaventuranzas que leímos hace un rato son el plan de Jesús para nosotros. El plan... Es un plan contracorriente. Jesús les dice: "Felices los que tienen alma de pobre". No dice: "Felices los ricos, los que acumulan plata". No. Los que tienen el alma de pobre, los que son capaces de acercarse y comprender lo que es un pobre. Jesús no dice: "Felices los que lo pasan bien", sino que dice: "Felices los que tienen capacidad de afligirse por el dolor de los demás". Y así, yo les recomiendo que lean después, en casa, las Bienaventuranzas, que están en el capítulo quinto de San Mateo. ¿En qué capítulo están? [respuesta de los jóvenes: "quinto"] ¿De qué Evangelio? [respuesta de los jóvenes: "San Mateo"]. Léanlas y medítenlas, que les va a hacer bien.

Tengo que agradecer a vos, Liz; te agradezco, Manuel; e te agradezco, Orlando. Corazón libre, que es lo que debe ser.

Y me tengo que ir [jóvenes: "No!"]. El otro día, un cura en broma me dijo: "Sí, usted siga haciéndole… aconsejando a los jóvenes que hagan lío. Siga, siga. Pero después, los líos que hacen los jóvenes los tenemos que arreglar nosotros". ¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y a organizar el lío que hacen. Las dos cosas: hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza. Ese es el lío que hagan.

Como sabía las preguntas, porque me las habían pasado antes, había escrito un discurso para ustedes, para dárselo, pero los discursos son aburridos, así que, se lo dejo al Señor Obispo encargado de la Juventud para que lo publique.

Y ahora, antes de irme, ["No!"] les pido, primero, que sigan rezando por mí; segundo, que sigan haciendo lío; tercero, que ayuden a organizar el lío que hacen para que no destruya nada. Y todos juntos ahora, en silencio, vamos a elevar el corazón a Dios. Cada uno desde su corazón, en voz baja, repita las palabras:

Señor Jesús, te doy gracias por estar aquí. Te doy gracias porque me diste hermanos como Liz, Manuel y Orlando. Te doy gracias porque nos diste muchos hermanos que son como ellos. Que te encontraron, Jesús. Que te conocen, Jesús. Que saben que Vos, su Dios, sos su fortaleza. Jesús, te pido por los chicos y chicas que no saben que Vos sos su fortaleza y que tienen miedo de vivir, miedo de ser felices, tienen miedo de soñar. Jesús, enseñános a soñar, a soñar cosas grandes, cosas lindas, cosas que aunque parezcan cotidianas, son cosas que engrandecen el corazón. Señor Jesús, danos fortaleza, danos un corazón libre, danos esperanza, danos amor y enseñános a servir. Amén.

Ahora les voy a dar la bendición y les pido, por favor, que recen por mí y que recen por tantos chicos y chicas que no tienen la gracia que tienen ustedes de haber conocido a Jesús, que les da esperanza, les da un corazón libre y los hace fuertes. (Bendición)

Y que los bendiga Dios Todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Discurso preparado por el Santo Padre

Queridos jóvenes:

Me da una gran alegría poder encontrarme con ustedes, en este clima de fiesta. Poder escuchar sus testimonios y compartir su entusiasmo y amor a Jesús.

Gracias a Mons. Ricardo Valenzuela, responsable de la pastoral juvenil, por sus palabras. Gracias Manuel y Liz por la valentía en compartir sus vidas, sus testimonios en este encuentro. No es fácil hablar de las cosas personales y menos delante de tanta gente. Ustedes han compartido el tesoro más grande que tienen, sus historias, sus vidas y cómo Jesús se fue metiendo en ellas.

Para responder a sus preguntas me gustaría destacar algunas de las cosas que ustedes compartían.

Manuel, vos nos decías algo así: «Hoy me sobran ganas de servir a otros, tengo ganas de superarme». Pasaste momentos muy difíciles, situaciones muy dolorosas, pero hoy tenés muchas ganas de servir, de salir, de compartir tu vida con los demás.

Liz no es nada fácil ser madre de los propios padres y más cuando uno es joven, pero qué sabiduría y maduración guardan tus palabras cuando nos decías: «Hoy juego con ella, cambio los pañales, son todas las cosas que hoy les entrego a Dios y estoy apenas compensando todo lo que mi madre hizo por mí».

Ustedes jóvenes paraguayos, sí que son valientes.

También compartieron cómo hicieron para salir adelante. Dónde encontraron fuerzas. Los dos dijeron: «En la parroquia». En los amigos de la parroquia y en los retiros espirituales que ahí se organizaban. Dos claves muy importantes: los amigos y los retiros espirituales.

Los amigos. La amistad es de los regalos más grande que una persona, que un joven puede tener y puede ofrecer. Es verdad. Qué difícil es vivir sin amigos. Fíjense si será de las cosas más hermosas que Jesús dice: «yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre» (Jn 15,5). Uno de los secretos más grande del cristiano radica en ser amigos, amigos de Jesús. Cuando uno quiere a alguien, le está al lado, lo cuida, ayuda, le dice lo que piensa, sí, pero no lo deja tirado. Así es Jesús con nosotros, nunca nos deja tirados. Los amigos se hacen el aguante, se acompañan, se protegen. Así es el Señor con nosotros. Nos hace el aguante.

Los retiros espirituales. San Ignacio hace una meditación famosa llamada de las dos banderas. Describe por un lado, la bandera del demonio y por otro, la bandera de Cristo. Sería como las camisetas de dos equipos y nos pregunta, en cuál nos gustaría jugar.

Con esta meditación, nos hace imaginar, como sería pertenecer a uno u a otro equipo. Sería como preguntarnos, ¿con quién querés jugar en la vida?

Y dice San Ignacio que el demonio para reclutar jugadores, les promete a aquellos que jueguen con él riqueza, honores, gloria, poder. Serán famosos. Todos los endiosarán.

Por otro lado, nos presenta la jugada de Jesús. No como algo fantástico. Jesús no nos presenta una vida de estrellas, de famosos, por el contrario, nos dice que jugar con él es una invitación, a la humildad, al amor, al servicio a los demás. Jesús no nos miente. Nos toma en serio.

En la Biblia, al demonio se lo llama el padre de la mentira. Aquel que prometía, o mejor dicho, te hacía creer que haciendo determinadas cosas serías feliz. Y después te dabas cuenta que no eras para nada feliz. Que estuviste atrás de algo que lejos de darte la felicidad, te hizo sentir más vacío, más triste. Amigos: el diablo, es un «vende humo». Te promete, te promete, pero no te da nada, nunca va a cumplir nada de lo que dice. Es un mal pagador. Te hace desear cosas que no dependen de él, que las consigas o no. Te hace depositar la esperanza en algo que nunca te hará feliz. Esa es su jugada, esa es su estrategia. Hablar mucho, ofrecer mucho y no hacer nada. Es un gran «vende humo» porque todo lo que nos propone es fruto de la división, del compararnos con los demás, de pisarle la cabeza a los otros para conseguir nuestras cosas. Es un «vende humo» porque, para alcanzar todo esto, el único camino es dejar de lado a tus amigos, no hacerle el aguante a nadie. Porque todo se basa en la apariencia. Te hace creer que tu valor depende de cuánto tenés.

Por el contrario, tenemos a Jesús, que nos ofrece su jugada. No nos vende humo, no nos promete aparentemente grandes cosas. No nos dice que la felicidad estará en la riqueza, el poder, orgullo. Por el contrario. Nos muestra que el camino es otro. Este Director Técnico les dice a sus jugadores: Bienaventurados, felices los pobres de espíritu, los que lloran, los mansos, los que tienen hambre y sed de justicia, los misericordiosos, los limpios de corazón, los que trabajan por la paz, los perseguidos por la justicia. Y termina diciéndoles, alégrense por todo esto (cf. Mt 5,1-12).

¿Por qué? Porque Jesús no nos miente. Nos muestra un camino que es vida, que es verdad. Él es la gran prueba de esto. Es su estilo, su manera de vivir la vida, la amistad, la relación con su Padre. Y es a lo que nos invita. A sentirnos hijos. Hijos amados.

Él no te vende humo. Porque sabe que la felicidad, la verdadera, la que deja lleno el corazón, no está en las «pilchas» que llevamos, en los zapatos que nos ponemos, en la etiqueta de determinada marca. Él sabe que la felicidad verdadera, está en ser sensibles, en aprender a llorar con los que lloran, en estar cerca de los que están tristes, en poner el hombro, dar un abrazo. Quien no sabe llorar, no sabe reír y por lo tanto, no sabe vivir. Jesús sabe que en este mundo de tanta competencia, envidia y tanta agresividad, la verdadera felicidad pasa por aprender a ser pacientes, a respetar a los demás, a no condenar ni juzgar a nadie. El que se enoja, pierde, dice el refrán. No le des el corazón a la rabia, al rencor. Felices los que tienen misericordia. Felices los que saben ponerse en el lugar del otro, en los que tienen la capacidad de abrazar, de perdonar. Todos hemos alguna vez experimentado esto. Todos en algún momento nos hemos sentido perdonados, ¡qué lindo que es! Es como recobrar la vida, es tener una nueva oportunidad. No hay nada más lindo que tener nuevas oportunidades. Es como que la vida vuelve a empezar. Por eso, felices aquellos que son portadores de nueva vida, de nuevas oportunidades. Felices los que trabajan para ello, los que luchan para ello. Errores tenemos todos, equivocaciones, miles. Por eso, felices aquellos que son capaces de ayudar a otros en su error, en sus equivocaciones. Que son verdaderos amigos y no dejan tirado a nadie. Esos son los limpios de corazón, los que logran ver más allá de la simple macana y superan las dificultades. Felices los que ven especialmente lo bueno de los demás.

Liz, vos nombraste a Chikitunga, esta Sierva de Dios paraguaya. Dijiste que era como tu hermana, tu amiga, tu modelo. Ella, al igual que tantos, nos muestra que el camino de las bienaventuranzas es un camino de plenitud, un camino posible, real. Que llena el corazón. Ellos son nuestros amigos y modelos que ya dejaron de jugar en esta «cancha», pero se vuelven esos jugadores indispensables que uno siempre mira para dar lo mejor de sí. Ellos son el ejemplo de que Jesús no es un «vende humo», su propuesta es de plenitud. Pero por sobre todas las cosas, es una propuesta de amistad, de amistad verdadera, de esa amistad que todos necesitamos. Amigos al estilo de Jesús. Pero no para quedarnos entre nosotros, sino para salir a la «cancha», a ir a hacer más amigos. Para contagiar la amistad de Jesús por el mundo, donde estén, en el trabajo, en el estudio, en la previa, porwhastapp, en facebook o twitter. Cuando salgan a bailar, o tomando un buen tereré. En la plaza o jugando un partidito en la cancha del barrio. Ahí es donde están los amigos de Jesús. No vendiendo humo, sino haciendo el aguante. El aguante de saber que somos felices, porque tenemos un Padre que está en el cielo.

Leer todo...

miércoles, 15 de julio de 2015

Colajes de la Recolección Agustiniana. Aproximación a una “Peñacoteca” . P. Donato Jiménez

Colajes de la Recolección Agustiniana. Aproximación a una "Peñacoteca"

(Texto del P. Donato Jiménez, Ilustraciones del P. Esteban Peña)

Seminario Santa Rita de Casia, Lima, 2015, pp. 109

 

El Jubileo de los 75 años de presencia de los PP. Agustinos Recoletos en el Perú es la mejor "excusa" para que el P. Donato Jiménez, OAR (también de "jubileo" tras varias décadas como docente) nos obsequie con la edición de estas obras de arte del P. Esteban Peña (Soria 1935-Salamanca 2003) a las que él pone la belleza y el calor de su palabra.

El P. Esteban Peña Sainz nació en San Felices (Soria) en 1935. Ingresó en la Orden en Logroño, profesó en San Millán de la Cogolla, cursó la teología y se ordenó como sacerdote en Salamanca en 1960. Fue profesor de Humanidades, Literatura y Arte en el Seminario San Agustín de Logroño. Destinado al Perú, vivió casi 20 años como misionero en Cochabamba, Sierra de Cajamarca, combinando su pastoreo con sus dotes de artista, pintor y poeta, como atestiguan sus colajes, óleos y cuadros que hoy adornan las casas e iglesias de su misión. Sus destinos posteriores: Lima, Huambos, Perú; Casanare, Cartagena y Cali (Colombia). "Entre poemas, pinceles y transido de salmos, el P. Esteban entregaba definitivamente su alma al Señor en el Convento Santo Tomás de Villanueva de Salamanca, el 29 de octubre del 2003" (p.11).

Se publican 19 escenas de la historia de la vida agustino-recoleta conservadas en la curia provincial, en "una sala especial que, por paragrama, y en doméstica paronimia, ya todos llaman `Peñacoteca´, donde conservamos más de setenta de sus pinturas y colajes, entre copias y originales" (p.19). Se ofrece en portada el titulado "Toledo, 1588" que representa la pasión evangelizadora de los primeros agustinos recoletos; le añado el "·Arribo a El Callao, 1939" que marca el desembarco de los frailes provenientes de Venezuela para evangelizar el Perú. 

Agradezco la deferencia del P. Donato por enviarme la obra, cuidadosamente editada e ilustrada, y quedo sobrecogido por la fuerza y belleza que imprime el P. Peña en todas sus obras en las que late siempre el ambiente serrano y campesino peruanos, con sus manifestaciones religiosas y folclóricas, que cautivaron el alma de nuestro artista. 

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal